"No sé de números, ni quiero saber", sentencia Gastón Acurio en una entrevista al de España. Y aclara que "se centra en conceptualizar los formatos y no en su estrategia empresarial y financiera, de la que se encarga Irzio Pinasco".

No obstante, entre sus posibilidades para crecer, el chef y empresario peruano no descarta su salida a bolsa. "Es pronto para concretarlo", comenta.

Lo que se vieneEn su taller de Barranco, Acurio ya está incubando nuevos proyectos como Gringacho, con una oferta culinaria de 'comida gringa', que será "una rebelión contra la satanización de la cocina estadounidense. Haremos hamburguesas diferentes, recetas propias de kétchup y refresco de cola".

Además, su grupo empresarial, La Macha, también incluirá un concepto de chocolatería, liderado por su esposa Astrid Gütsche. "Será una boutique popular y nada elitista para acercar a la población el consumo de bombones con diferentes tipos de cacao", aseguró.

Sus oferta actualLos conocidos restaurantes de Gastón Acurio son: Astrid y Gastón (alta cocina), la cebichería La Mar, el bistró informal , Chicha (oferta regional peruana), Panchita (cocina criolla), Madam Tusan (chifa, fusión de cocina china y peruana), Los Bachiche (italoperuana).

"Todos nuestros conceptos son el reflejo de la influencia de la inmigración en Perú, con población china, japonesa, italiana y criolla que a lo largo de la historia ha ido fusionando su cocina", resume el cocinero, según el diario económico español.