Módulos Temas Día

Palabra de Gestión Julio Lira Segura Julio Lira Segura

Corrigiendo un entuerto

El pasado 2 de marzo, el presidente de la República, Ollanta Humala, en conferencia con la prensa extranjera, dio un viraje a las intenciones que tenía el anterior ministro de Energía y Minas (Minem), Eleodoro Mayorga, con Petroperú.

Corrigiendo un entuerto

Ojalá

La próxima semana se conocerá oficialmente el resultado del comportamiento de la economía en el primer mes del año. Remarco la palabra oficial, porque si nos guiamos por los indicadores adelantados y las encuestas de la confianza empresarial y del consumidor, es altamente probable que la cifra que divulgue el INEI refleje todavía un bajo crecimiento. Mientras tanto se confirma la percepción mayoritaria, tal como advertíamos en esta columna la semana pasada, de que el Gobierno no hace nada frente al enfriamiento de la economía.

Ojalá

Declaraciones que también hacen ruido

En agosto del 2013, el entonces ministro de Economía, hoy embajador del Perú en Estados Unidos, Luis Miguel Castilla, dijo que “el mundo está cambiando y posiblemente estemos entrando a un nuevo estadio de vacas menos gordas, de vacas más flacas”. Días después, al presidente de la república, para enfrentar los reclamos en Arequipa por el menor canon minero, no se le ocurrió mejor cosa que decir que “la crisis ya había llegado” al país. Ambas expresiones fueron un baldazo de agua fría que cayó sobre las expectativas de la economía, cuando en ese entonces todavía crecíamos a una tasa de 5%, pero también ya se empezaba a advertir que disminuía el ritmo de expansión.

Declaraciones que también hacen ruido

La politización de los programas sociales

En la última campaña de las elecciones para renovar las presidencias de los gobiernos regionales, una de las propagandas que se escuchaba más en provincias que en Lima era la que advertía a los pobladores que nadie les debía quitar los beneficios de los programas sociales.

La politización de los programas sociales

Un zar para los megaproyectos

Los sucesos de Pichanaki la semana pasada nuevamente ponen en evidencia la fragilidad en la ejecución de los proyectos de inversión clave para el país. Luego de más de tres años de gobierno, no debe causar extrañeza la poca eficacia de la administración Humala para enfrentar los conflictos sociales. Lo ocurrido, en el lote 108 a cargo de Pluspetrol, es un ejemplo más.

Un zar para los megaproyectos

La quimera de Petroperú

El fin de semana el ministro de Economía hizo hincapié en que parte del legado que dejará la administración Humala es la cartera de proyectos firmados y en ejecución para el siguiente Gobierno. En efecto, esta herencia recién dará sus frutos en los próximos años.

La quimera de Petroperú

¡Ay, mamita!, el populismo

En la semana que pasó, los decibeles del ruido político alcanzaron uno de sus puntos más altos de los últimos meses. Mientras tanto, cada vez más aumenta la preocupación por lo que puede ocurrir con el crecimiento de la economía y, sobre todo, con las próximas elecciones presidenciales.

Si bien, por ahora, no se avizora un candidato antisistema, empiezan a darse señales de alerta, aun para aquellos que postularán y que son vistos como amigos de la economía de mercado.

¡Ay, mamita!, el populismo

¿Cuenta conmigo?

Hoy se debate en el pleno del Congreso el futuro de la Ley del Empleo Juvenil. La propuesta es uno de los tres hechos de importancia económica clave para entender el comportamiento de la administración de Humala.

¿Cuenta conmigo?

Permiso, por favor

Durante el año pasado, uno de los factores más recurrentes para explicar el atraso de los proyectos de inversión privada e incluso la pública, fueron los permisos y las consiguientes trabas burocráticas que enfrentan las iniciativas empresariales. No es la primera vez que se convierten en el centro del debate; ya en el 2008 el entonces ministro de Economía del gobierno aprista, Luis Carranza, mostraba su preocupación en una entrevista con Gestión.

Permiso, por favor

Las reformas y su camino minado

En marzo del año que termina, un informe de Moody’s daba cuenta de que el Perú era uno de los tres países de la región que mostraba avances en las reformas de segunda generación. Nueve meses después hay dudas de que la implementación de estas pueda continuar exitosamente. Un ejemplo es la reciente ley laboral de empleo juvenil, que a pesar de ser un tímido esfuerzo de flexibilidad laboral, ha mostrado, en toda su magnitud, que en los próximos años la tarea será cuesta arriba.

Las reformas y su camino minado

Momento de persuadir

Las reformas en tiempos de democracia en el Perú no han tenido un camino fácil. Un ejemplo de ello es la ley de empleo juvenil aprobada por la mayoría de las bancadas del Congreso, que ahora pretenden dar marcha atrás. Como antecedentes al caso que hoy se debate está el cierre de la cédula viva y la aprobación del tratado de libre comercio con los Estados Unidos, que tuvieron fuertes resistencias, llegando incluso al Tribunal Constitucional, y los frutos de ambas medidas son una demostración de que es posible realizar reformas y aprobar medidas en democracia y persuadiendo.

Momento de persuadir

Un punto de inflexión que todavía no es claro

Los indicadores del cuarto trimestre aún no muestran claramente las señales de recuperación que se esperaban. Los resultados son mixtos. Hoy que el INEI presentará la evolución del PBI del mes de octubre puede terminar confirmando lo que ya anticipó el Banco Central de Reserva: que el crecimiento de la producción de bienes y servicios ha sido menor que setiembre y lo mismo habría sucedido en noviembre. Es decir, el punto de inflexión todavía no se da claramente.

Un punto de inflexión  que todavía no es claro

Agenda ambiental, mucha bulla y sin tanto interés

Hoy que se lleva cabo en Lima la COP20 y en medio de las numerosas reflexiones que se generan por la preocupación del deterioro ambiental y el cambio climático, hay un dato que la semana pasada se divulgó y que pasó desapercibido en una encuesta de Datum . En el estudio se reveló un grave problema: en los dos últimos años ha ido disminuyendo la percepción de los peruanos sobre la gravedad de los problemas ambientales.

Agenda ambiental, mucha bulla y sin tanto interés