Módulos Temas Día

‘‘No tengo tanto poder hasta el momento”, decía a Gestión, hace 17 días, Claudia Cooper, entonces viceministra de Economía al comentar las propuestas de cambios tributarios que prepara el MEF para mejorar la recaudación. Hoy ya tiene el poder, pues sucede a Fernando Zavala como titular de Economía. Y, por ejemplo, puede decidir la aprobación de la ley contra la elusión tributaria, de la que, en la entrevista dada a fines de agosto, decía que formaba parte de su ‘pipeline’ en su escritorio.

Los retos que enfrenta no son pocos. En el corto plazo, tendrá que consolidar la recuperación de la economía, sortear los devaneos populistas que puedan darse en el debate del presupuesto del 2018 en el Congreso y aprobar las modificaciones en la legislación tributaria para revertir el descenso de la recaudación fiscal de los últimos meses, que en parte se debe a la reforma aprobada a fines del año pasado.

Pero su agenda no puede agotarse en la coyuntura. Deben darse pasos que encaminen reformas que hagan posible que a partir del 2019 se dé un salto hacia un mayor crecimiento. Y ello no será posible si no se toma al toro por las astas. Informes como el de la Comisión de Protección Social duermen el sueño de los justos sin que hasta el momento el MEF se haya pronunciado. Y en el campo laboral, ya Fuerza Popular acaba de presentar una iniciativa legislativa para hacer frente a la propuesta de ley de empleo juvenil del Ejecutivo.

Hasta el momento, las condiciones para la reactivación se presentan favorables e inclusive la perspectiva que ofrece la economía mundial vislumbra un escenario mejor para el Perú. Cooper considera que hay que ‘‘trabajar arduamente nuevos motores para el crecimiento de la economía”. Un paso en esa dirección es haber sacado del ostracismo a las mesas ejecutivas que la semana pasada relanzó su antecesor, en uno de sus últimos actos oficiales. Queda ahora que las reuniones no se conviertan en rutinas, sino que con la participación del sector privado se pueda avanzar en destrabar más de una inversión. ADEX, por ejemplo, así lo espera.

Cooper también está convencida de que ‘‘si la competitividad laboral se activa, se puede crecer más de 5%”. Hasta aquí todo muy bien, pero las palabras se las lleva el viento, y para que ello no ocurra deben convertirse en acción, a fin de estimular la confianza empresarial. Y ese es uno de los principales retos que tendrá la nueva titular del despacho del jirón Junín, más aún si en sus manos estuvo la elaboración del último Marco Macroeconómico Multianual 2018-2020. Precisamente dicho documento no tiene la ambición de reformas que se necesitan para poder recuperar el crecimiento potencial de hace cinco años. Por tanto, hay un trabajo por hacer.

También existe la necesidad de una mayor explicación de las razones de algunos cambios, como en la reciente norma de hace una semana que flexibiliza los requisitos para la repatriación de los capitales, que incluirá ahora las rentas no declaradas en consumo de alimentos, transporte y recreación. Justo se aprueba en momentos en que los primeros resultados de dicha medida están todavía lejos de las expectativas.

Por tanto, Cooper deberá ser partícipe de ese ánimo de diálogo del que la flamante presidenta del Consejo de Ministros ha señalado que incluye no solo una mejor relación con el Congreso sino también con el resto de sectores.

 

 

Leer comentarios ( )