(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

El ministro de Salud de , Ginés González García, aseguró este miércoles que el laboratorio estadounidense “se comportó muy mal” con el país suramericano en las negociaciones para la provisión de vacunas contra la

“Yo he tenido una gran desilusión”, dijo el ministro al comparecer ante la comisión de Salud de la Cámara de Diputados de Argentina.

El ministro recordó que en julio pasado Argentina autorizó a Pfizer a realizar un ensayo de fase 3 en el país y en diciembre el regulador autorizó el uso de la vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense y la alemana .

En septiembre se iniciaron las negociaciones contractuales y, para facilitar el proceso, Argentina aprobó una ley con ciertas condiciones normativas exigidas por Pfizer y otros proveedores.

Sin embargo, según señaló el ministro, Pfizer objetó un artículo de esa ley referente a las responsabilidades en caso de negligencia, añadiendo nuevas condiciones en la negociación.

“No sé si es que no tienen las vacunas suficientes, como ha pasado en casi todos los lugares del mundo, donde no han cumplido, o si existe otra razón. Pero el proceder de esta empresa no ha sido en correspondencia con cómo se ha comportado Argentina con la empresa”, afirmó González García.

El ministro aseguró que Argentina ha hecho todos los esfuerzos por mantener las negociaciones y llegar a un acuerdo, mientras que Pfizer ha mostrado una “intolerancia tremenda”.

“Me parece que no tenían la vacuna (disponible) y esto ha sido toda una estrategia. Lamentablemente, Pfizer, para el Gobierno argentino, se comportó muy mal con nosotros”, aseveró el ministro.

Contratos firmados

Hasta ahora Argentina ha recibido 820 000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, de las cuales ya aplicó 710 000 desde que se inició la campaña de inmunización a finales de diciembre último.

Argentina solicitó este martes a Rusia el envío de otras 5 millones de dosis en marzo, sobre un total de provisión acordado para este año de 30 millones de dosis.

Argentina tiene asimismo firmado un contratos de provisión de 22,4 millones de dosis con el laboratorio británico AstraZeneca, que desarrolló una vacuna junto a la Universidad de Oxford.

Por otra parte, el país suramericano tiene una opción de compra por 9 millones de dosis (para vacunas el 10 % de la población, de 45 millones de habitantes) en el fondo Covax de Naciones Unidas, que acaba de asignar a Argentina un primer lote de 2,2 millones de dosis.

Estos tres contratos asegurarían a Argentina la provisión de algo más de 61 millones de dosis.

“Tenemos asegurado el stock hasta julio. (...) Hemos negociado con varios proveedores, tenemos la certeza de tener acceso a varias vacunas”, aseguró González García.