En Argentina se iniciaron en agosto los ensayos clínicos de la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech. (Foto: GETTY IMAGES)
En Argentina se iniciaron en agosto los ensayos clínicos de la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech. (Foto: GETTY IMAGES)

El mundo vive una carrera contra el tiempo para dar con la vacuna contra el y en varios países sudamericanos las candidatas son puestas a prueba entre la población para medir su eficacia y seguridad.

El país de la región que se encuentra más avanzando en los ensayos es Brasil, el más golpeado por la pandemia con 3,9 millones de infectados y 123.780 fallecidos, según el último recuento de la .

El martes 21 de julio, Brasil inició las pruebas de la vacuna china Coronavac, informó el laboratorio Sinovac Biotech. La primera en someterse a la prueba de manera voluntaria fue una doctora generalista de 27 años.

Desde esa fecha, Brasil proyecta probar la vacuna en 9.000 médicos y paramédicos voluntarios en el lapso de tres meses, como parte de un acuerdo entre el y Sinovac Biotech.

En tanto, a Perú llegó ayer una misión científica china con un lote de una candidata a vacuna desarrollada por el grupo Sinopharm. En los ensayos participarán 6.000 voluntarios a partir de la próxima semana, informó el gobierno.

Miembros de una delegación del laboratorio Sinopharm a su llegada al aeropuerto internacional Jorge Chávez, en Lima. (Foto: Andina).
Miembros de una delegación del laboratorio Sinopharm a su llegada al aeropuerto internacional Jorge Chávez, en Lima. (Foto: Andina).

El canciller Mario López, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y el embajador chino en Lima, Liang Yu, recibieron en el aeropuerto a la misión que coordinará los ensayos clínicos de la vacuna en el país.

Además, el domingo pasado se inscribieron los primeros 3.000 voluntarios. La inscripción vía web inició a las 11 a.m. y apenas 10 minutos después ya no quedaban cupos, de acuerdo con los encargados del proceso.

El presidente Martín Vizcarra aseguró el país gestiona su participación en ensayos clínicos de laboratorios de China, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania, que se encuentran en la fase 3 de la vacuna.

Argentina con al menos dos candidatas

En Argentina se iniciaron en agosto los ensayos clínicos de la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech. Según el Ministerio de Defensa argentino, los primeros voluntarios acudieron el lunes 10 de agosto al Hospital Militar Central, único centro habilitado para el desarrollo de las pruebas en ese país.

Además, Sinopharm, el mismo grupo que llegó a Perú ayer con un lote de vacunas, empezaría este mes sus ensayos clínicos en ese país.

“Aunque China y Argentina están separadas por un océano, están profundamente conectadas de corazón a corazón frente a la pandemia. Luchamos codo con codo hacia el mismo camino”, dijo la semana pasada el presidente de Sinopharm, Liu Yong.

Sinopharm habría invertido 145.000 millones de dólares en la investigación y desarrollo de la vacuna, y el Gobierno de Argentina anunció el pasado 21 de agosto que le autorizaba realizar ensayos entre su población.

Los ensayos, aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de Argentina, se realizarán junto con el laboratorio argentino Elea Phoenix, de acuerdo con fuentes oficiales.


En Chile iniciarían el 14 de septiembre

El laboratorio británico AstraZeneca anunció que comenzará las pruebas clínicas de su posible vacuna a partir del 14 de septiembre en Chile, de no presentarse inconvenientes, reportó ayer .

AstraZeneca desarrolla la vacuna junto con la Universidad de Oxford. Los ensayos clínicos comenzarán con trabajadores del sector salud que no se han contagiado, pero tienen mayor exposición y riesgo de contraerlo.

FOTO 1 | La Universidad de Oxford y AstraZeneca Plc trabajan en la vacuna ChAdOx1 nCov-19. (Foto: Bloomberg)
FOTO 1 | La Universidad de Oxford y AstraZeneca Plc trabajan en la vacuna ChAdOx1 nCov-19. (Foto: Bloomberg)

Chile también participará a partir de este mes en los ensayos clínicos de una candidata a vacuna que desarrolla la multinacional estadounidense Johnson & Johnson y su grupo farmacéutico belga, Janssen.

El estudio se realizará en colaboración con la Universidad de Chile. “Desde mi punto de vista, tan pronto como tengamos la vacuna, en tres semanas podrías vacunar al primer voluntario”, dijo el doctor Miguel O’Ryan, investigador principal de esa prueba clínica, a los medios chilenos el pasado 26 de agosto.

El país vecino también espera este mes la llegada de la misma candidata a vacuna que empezó a probarse en Brasil, Coronavac. Para ello, contará con más de 3.000 voluntarios entre 18 y 60 años reclutados de manera voluntaria.

Además, Chile firmó un convenio con el laboratorio Sinovac Biotech - el primer laboratorio en desarrollar una vacuna contra la gripe porcina H1N1 en el año 2009- para realizar ensayos entre su población.

En julio pasado, el ministro de Salud de Chile, Enrique Paris, adelantó que su país avanzaba para probar varias posibles vacunas entre su población.

Colombia en carrera

La vacuna experimental contra el COVID-19 que desarrolla Johnson & Johnson también será probada en Colombia este mes, de acuerdo con el Hospital Universidad del Norte, uno de los centros de investigación autorizados para el ensayo clínico en ese país.

El director científico de ese centro asistencial, Hugo Macareno Arroyo, precisó la semana pasada que los primeros en probar la vacuna serán voluntarios del sistema salud que se dedican a la atención del público. Además, indicó que la fecha exacta para la aplicación de la fórmula la determinará el resultado de la fase dos.

La vacuna potencial de Johnson & Johnson utiliza “vectores virales” para generar respuestas inmunes, similar al enfoque adoptado por AstraZeneca en su vacuna experimental.

Johnson & Johnson ya está realizando pruebas en Estados Unidos y Bélgica, y la semana pasada agregó a Chile, Argentina y Perú a la lista de naciones latinoamericanas donde planea realizar ensayos de Fase III con 60.000 voluntarios, en un estudio que también considera a Brasil, Colombia y México.

La vacuna rusa en Venezuela

Venezuela participará en los ensayos clínicos de la fase III de la vacuna rusa contra el COVID-19, anunció el presidente de ese país, Nicolás Maduro, el domingo pasado.

“Ya hay vacuna, como todos saben [...] Venezuela se incorpora a la vacuna rusa. En los próximos días elegiremos a las voluntarios que hacen falta para participar en la fase III de la Sputnik V”, dijo.

De acuerdo con el ministro de Salud venezolano, Carlos Alvarado, Venezuela reclutará a 500 voluntarios para probar la vacuna. Habitualmente, el período para que una vacuna pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de, al menos, entre 12 y 18 meses, según la . Pero Rusia planea utilizarla en la población en menos tiempo.

La OMS dijo en agosto que no ha recibido suficiente información sobre la vacuna rusa para evaluarla y que los planes para producirla no deben llevarse a cabo hasta que se completen las fases II y III de los ensayos para garantizar su seguridad y eficacia.

En tanto, Ecuador integra el mecanismo Covax Facility, que busca acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas, tratamientos y vacunas del COVID-19. En julio pasado, el ministro de Salud Pública ecuatoriano, Juan Carlos Zevallos, aseguró ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional (Parlamento), que su país participaría en ensayos clínicos como parte de Covax, pero hasta hoy no se ha confirmado.