El 31 de enero de este año Uber dejará de operar en Colombia tras la suspensión del servicio por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Como señala el diario La República de Colombia, la demanda fue interpuesta por Cotech S.A. (firma que maneja la aplicación de Taxis Libres) por un tema de competencia desleal.

El fallo de la SIC no fue bien recibido en la opinión pública, incluso, algunos expertos han calificado la legislación colombiana como obsoleta en materia de movilidad y tecnología.

Para Raúl Ávila, experto en empresas, la salida de Uber “genera una mala percepción en el mercado colombiano. Teniendo en cuanta, que si bien se ha prohibido en algunos países, muchas ciudades y naciones lo han regulado y reglamentado. Esto se ha hecho teniendo en cuenta que Uber es una aplicación y no es una empresa de transporte”.

Pero Colombia no es el único país en donde se ha prohibido la operación de esta plataforma, sino que se suma a la lista de 15 naciones que han tomado la misma medida. Entre ellas están Dinamarca, Inglaterra, Italia, Francia, etc.

En estos países Uber ha dejado de funcionar por diferentes razones, que van desde la prohibición por parte de los gobiernos, o simplemente porque la firma no estuvo de acuerdo con las condiciones impuestas y decidió salir.

Por ejemplo, en el caso de Dinamarca, se le exigió a la empresa que tenía que hacer uso obligatorio de taxímetros y sensores de ocupación, por lo que decidieron salir en marzo 2017.

En Alemania los problemas laborales de la firma estadounidense la llevaron a suspender su operación en casi todas sus ciudades, debido a que sus socios conductores no contaban con la licencia necesaria para dar el servicio.

Sin embargo, no en todos los casos en los que Uber ha dejado de funcionar han sido por no acatar la legislación. En Londres, Transport for London no le renovó la licencia de operador a la compañía. Según fuentes internacionales, esto se dio porque la empresa fue acusada de usar un software para espiar a los funcionarios y no cumplía con las normas de seguridad.

Por otro lado, se han presentado sucesos en los que la empresa perdió demandas o fue acusada de competencia desleal, tal como ocurrió en Colombia.

Uno de estos casos ocurrió en Brno, la segunda ciudad más grande de República Checa, donde la Uber fue demandada por otra compañía y perdió. Algo similar le pasó en Bulgaria, donde la plataforma fue multada con cerca de 50,000 euros (US$ 55,650) por competencia desleal. Esto generó que la empresa saliera del país.

TAGS RELACIONADOS