El (Senasa) suspendió hoy por un período de 180 días calendario la importación de carnes y productos que contengan carne de bovino, procedentes de Brasil.

Según una resolución de la del Senasa, la suspensión abarca también a las menudencias y vísceras de bovino, así como otros productos de riesgo de estas especies capaces de transmitir o servir de vehículos al prion de Encefalopatía Espongiforme Bovina (BSE).

Además quedan cancelados todos los permisos sanitarios para la importación de los productos mencionados; excepto los permisos que amparan mercancías en tránsito con destino al Perú, las que para su internamiento estarán sujetas a inspección sanitaria y fiscalización posterior.

El plazo de la suspensión podrá ser reducido o ampliado en función a la información que se reciba sobre el resultado final de investigación y medidas adoptadas que asegure el comercio seguro de las mercancías restringidas.

El Senasa, a través de la Dirección de Sanidad Animal, podrá adoptar las medidas sanitarias complementarias a fin de garantizar el cumplimiento de la resolución publicada hoy.

La entidad sanitaria adoptó esa decisión en función a un informe del 05 de mayo, el cual hace referencia a la información sanitaria proporcionada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en donde se da cuenta de la aparición de la enfermedad del BSE en el estado de Porto Esperidiao en Mato Groso.

Por lo tanto, la Subdirección de Cuarentena Animal recomendó suspender por un período de 180 días calendario, las importaciones de carne y productos que contengan carne de bovino y menudencias y vísceras de bovinos y otros productos de riesgo de esta especie capaces de transmitir o servir de vehículos al prion de la BSE.