La industria del diamante fue una de las ganadoras sorpresa cuando la economía mundial se recuperó de los primeros efectos de la pandemia. Se prevé que la demanda de los consumidores de joyas con diamantes creció con fuerza el año pasado, mientras que la oferta se mantuvo restringida.
La industria del diamante fue una de las ganadoras sorpresa cuando la economía mundial se recuperó de los primeros efectos de la pandemia. Se prevé que la demanda de los consumidores de joyas con diamantes creció con fuerza el año pasado, mientras que la oferta se mantuvo restringida.

TAGS RELACIONADOS