No solamente es cariño lo que hay en la relación de nuestra división con los clientes, también les ofrecemos un manejo responsable de un portafolio diversificado", afirma Patricia Dibós cuando se refiere al servicio exclusivo que ofrece el área de Banca Privada que gerencia en el BCP.

La descripción de la ejecutiva sobre las actividades de Banca Privada las podríamos denominar como "soft skills" en el tratamiento de sus clientes. "Buscamos forjar relaciones de confianza de largo plazo, que trascienda las generaciones, ser un aliado de la familia, apoyar con la planificación sucesoria", remarca Dibós.

En los últimos cuatro años esta división del BCP ha tenido un crecimiento anual de entre 15% y 20%, reflejado en los patrimonios, principalmente liderado por el boom inmobiliario. Un ejemplo de esta acumulación de riqueza y de la participación de la en este segmento es la compra de una propiedad.

"Este es un evento de liquidez importante. Un cliente de Enalta (división un peldaño menor de Banca Privada), luego de vender una propiedad, ya dispone de un patrimonio líquido para ser referido al siguiente servicio", menciona Dibós, tras reconocer que varios de estos patrimonios son el resultado del crecimiento económico del Perú en el últimos 20 años.

Portafolio A partir del 2013, la Banca Privada del BCP ha trabajado para diversificar su cartera hacia los activos internacionales, hoy en día existen más de 20 ETF listados en la , además de varias acciones americanas. "En los fondos mutuos tenemos productos estructurados sobre muchos subyacentes, pueden ser commodities, mercados de renta variable global y mercados de renta fija global", expresa.

Dibós detalla que hoy la proporción de sus portafolios locales contiene de 30% a 40% de inversión en el exterior, donde se puede observar un sesgo del cliente de invertir en algo que es más conocido, más familiar.

"Lo que buscamos es que el 10% del portafolio sea para instrumentos peruanos, lo que variará será la rentabilidad ajustada por riesgo. Con el tiempo, deberías tener una mayor rentabilidad y un menor riesgo", señala.

Sobre la rentabilidad promedio del portafolio de Banca Privada, Dibós menciona que en el 2016 la renta fija global rindió entre 9% y 10% y la renta variable global lo hizo en 6%.

"Entonces, los portafolios, dependiendo del riesgo, se ubicaron entre 6% y 10%. No se compara con lo que rindió la BVL pero lo que haces es ajustar por riesgo. El riesgo de un portafolio bien diversificado es una fracción del riesgo de un solo mercado concentrado", asevera la ejecutiva.

Por otro lado, el impacto de la reciente amnistía tributaria para repatriar capitales del exterior, según cálculos de Gestión Patrimonial del BCP, sería la llegada al país de un monto de entre US$ 5.000 millones y US$ 6.000 millones. "De lo que pueda captar el BCP –entre 30% y 50% de ese monto‒, aproximadamente el 60% podría ser absorbido por Banca Privada", proyectó.

Fondos x5A propósito de la amnistía tributaria, el área de Banca Privada del se prepara para recibir estos capitales con cinco fondos:

1. ROBECO: fondo high yield para el mercado americano.

2. INVESCO: fondo de deuda flotante.

3. LEGG MASON: fondo para el mercado de acciones americano.

4. ALLIANZ: fondo para el mundo desarrollado.

5. SCHRODER: fondo para el mercado emergente de renta variable.