Los mercados emergentes adquirirán un rol fundamental para la moda femenina, más aún de cara al 2025. En efecto, según el reporte "Unleashing fashion growth city by city", de la consultora , las localidades en vías de desarrollo generarán el 55% de las ventas mundiales de prendas para damas hacia ese año.

Eso equivale a 18 puntos más respecto a lo que cubren hoy en día. Para que ese escenario pueda ocurrir, el consumo de crecerá en torno a un 50% en los siguientes doce años.

Específicamente, en lo que al mercado de lujo se refiere, se estima que los países en desarollo supondrán el 28% de las ventas de ese sector hacia el 2025. Lo que sería un salto significativo, ya que en 2014 concentraban el 7% y para este 2015 se llevarían un 14%.

En detallePekín, Shanghai, Sao Paulo, Moscú y Londres serán las ciudades que impulsarán el crecimiento del segmento medio de la moda en los próximos diez años, refiere el informe de McKinsey. En tanto, París, Moscú, Londres, Milán y Seúl harán lo propio en cuanto a las ventas que corresponden al rubro de lujo.

En líneas generales, dentro de las 20 localidades que se incluyen en el ranking de consumo de moda, solo cinco corresponden a mercados maduros: Londres, Nueva York, Los Angeles, Tokio y París.

Tal como lo menciona El Mercurio de Chile, los mercados emergentes crecerán en conjunto, pero con distintos focos: ciudades como Sao Paulo serán motores para la gama media, otras como Singapur lo será para el lujo.

TAGS RELACIONADOS