El presidente de México, , disfruta plenamente sus giras presidenciales, ya que lo hace en un Boeing Dreamliner 787, que es considerado el avión presidencial más caro del mundo con un valor de US$ 600 millones.

Dicho valor supera en más de 32 veces al valor del Boeing 737-528 que utiliza el presidente del Perú, Ollanta Humala, para sus giras internacionales y que tiene capacidad para solo 31 pasajeros.

Como se recuerda, el avión presidencial del Perú fue adquirido en 1992 por Alberto Fujimori por un valor de US$ 24 millones y en el 2007 iba a ser vendido por un precio base de US$ 18.5 millones, aunque no se presentaron postores.

Por detrás del avión presidencial de Peña Nieto se ubica el avión presidencial de Arabia Saudita, que es un Boeing 747, el cual tiene un valor de US$ 520 millones y es considerado el avión más lujoso utilizado por la corona de dicho país en toda su historia e inclusivo lleva el nombre de "el palacio volador".

En tercer lugar está el Airbus A380 que usa el dictador de Zimbabue, Robert Mugabe, y que está valorizado en US$ 400 millones.

Luego aparece el Air Force del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con un valor de US$ 325 millones. El avión es un Boeing 747 con capacidad para más de 100 pasajeros.