Los últimos hallazgos ponen en duda las esperanzas de que la ola de ómicron que se propaga por el mundo pueda ayudar a acelerar el fin de la pandemia.
Los últimos hallazgos ponen en duda las esperanzas de que la ola de ómicron que se propaga por el mundo pueda ayudar a acelerar el fin de la pandemia.

Nuevos estudios sugieren que la última versión de la variante ómicron altamente infecciosa se transmite incluso más rápido que la original, y que los casos leves de la primera podrían no ofrecer mucha protección contra futuros contagios.

TAGS RELACIONADOS