El secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, durante una rueda de prensa el 18 de noviembre de 2021 en París Eric Piermont AFP/Archivos
El secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, durante una rueda de prensa el 18 de noviembre de 2021 en París Eric Piermont AFP/Archivos

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aprobó este viernes la hoja de ruta para la adhesión de Perú y Brasil, pero no la de Argentina, pese a las “conversaciones positivas” con este país.

El secretario general de la , Mathias Cormann, anunció en rueda de prensa en París la “adopción formal de la hoja de ruta para la adhesión de Brasil, Bulgaria, Croacia, Perú y Rumanía” al término de una reunión de ministros de la organización que reúne a las mayores economías del mundo con regímenes democráticos.

Cormann explicó que ahora se inicia un proceso de diálogo con esos países a través de una veintena de comités técnicos y políticos para evaluar sus legislaciones, sus prácticas y las políticas públicas y su conformidad con los estándares de la organización.

Al cabo de esa evaluación, recibirán una lista de recomendaciones sobre las reformas necesarias para poder integrar la OCDE.

Se trata -subrayó el secretario general- de garantizar que los países que entran en la OCDE cumplen con las exigencias que respetan los países miembros”, y eso supone “un proceso de transformación positivo y que beneficiará a los países candidatos en las prácticas y en la legislación”.

Damos una calurosa bienvenida a estos países al inicio de un proceso positivo y transformador. También mantenemos conversaciones positivas con Argentina sobre los próximos pasos en el proceso de adhesión”, agregó Cormann, sin dar más detalles.

Sobre Argentina, no quiso entrar en los motivos que habían impedido el visto bueno a su hoja de ruta y se limitó a decir que “las discusiones continúan” con ese país, porque hay “algunos temas que no están solucionados” y que se van a arreglar “de forma constructiva antes de pasar a la etapa siguiente”.

La OCDE anunció en enero el inicio de conversaciones con estos tres países latinoamericanos y tres europeos de cara a un futura membresía en este club de 38 miembros actualmente.

El siguiente paso era la aprobación de la hoja de ruta que establece el proceso y fija las condiciones de la membresía. La OCDE realizará exámenes técnicos en áreas como el comercio, la inversión, la lucha contra la corrupción y el cambio climático.

Cuatro países latinoamericanos --Chile, Costa Rica, Colombia y México-- forman ya parte de la organización fundada en 1961 y cuyos socios representan alrededor del 80% del comercio y de las inversiones mundiales.

La adhesión a la OCDE es una bandera del ministro brasileño de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes, y la aprobación de la hoja de ruta se produce a menos de cuatro meses de las presidenciales en ese país, en las cuales el mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro buscará un segundo mandato.

Tras el anuncio del inicio las discusiones en enero, Guedes consideró que el proceso de acceso a la OCDE era “un reconocimiento” de que Brasil es “un gran país”.

El mandatario peruano, el izquierdista Pedro Castillo, también agradeció entonces esa decisión y afirmó que su gobierno reiteraba “su compromiso con los valores de la OCDE para el beneficio de su población”.

TAGS RELACIONADOS