Elías Garcíaegarcia@diariogestion.com.pe

Al haberse suspendido las labores de mantenimiento del , en adelante este puede ser susceptible de fallas, y si por esa razón se interrumpiera su suministro, la producción eléctrica en el país con tendría que ser reemplazada totalmente por térmicas a diesel.

Así lo advirtió el ex ministro de Energía, , que estimó que, si se reemplazara la generación térmica a gas por diesel, las tarifas eléctricas podrían subir en un 5% si el suministro se corta por pocos días, hasta un 40%, si la falla en el gasoducto demora más tiempo.

Ese cálculo lo hizo, considerando que la generación con gas natural cuesta en promedio US$ 40 por megavatio por hora (Mw/h), mientras que a diesel puede costar hasta US$250 el Mw/h.

Además, si bien las empresas eléctricas absorben parte de los costos de generación, otra parte (como la mayor generación con diesel) deben trasladarla a los consumidores, anotó.

Ya en la víspera, tras la decisión de TGP de suspender el mantenimiento del gasoducto, luego del ataque terrorista en Kiteni, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, había estimado que el mayor costo para la generación eléctrica, por quedarse sin gas, sería de US$500 millones por día (Gestión 09.10.2012).

El último sábado, TGP comunicó que ese atentado, además de ocasionar la total suspensión de las actividades de mantenimiento al ducto en la zona de conflicto, le o situación de emergencia que pueda afectar la continuidad del transporte de gas.

Por su parte, el presidente del COES, Cesar Butrón, señaló que si se interrumpiera de un momento a otro el flujo de gas, dependiendo de la demanda, en el ducto quedaría reservas del combustible como para tres días más para abastecer a las térmicas, y luego de eso, se tendría que aplicar programas de racionamiento de la electricidad a nivel nacional.

Explicó que con el gas de Camisea se generan 1,400 megavatios, y si se interrumpiera su suministro, el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) no lo va a soportar, y se tendría que racionar entre el 12 al 15% del consumo en las horas de máxima demanda.

"Gobierno hará lo que sea razonable"Seguridad. "El Gobierno va a garantizar, hasta donde sea razonable, la implementación de medidas de seguridad (para proteger al gasoducto de Camisea), afirmó el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza.

Afirmó que el gasoducto tiene 700 kilómetros de extensión, lo que hace compleja su protección, pero acotó mejorarán el control en la zona.

OPINIÓNAlfredo Dammertpresidente de Osinergmin"De haber fallas, todos estaríamos sujetos a racionamiento, tanto los consumidores domésticos como las empresas, porque el gas genera mucha electricidad; se debe ya tomar medidas.

Ricardo BriceñoEx presidente de la Confiep"Es muy preocupante que el Gobierno, las FF.AA. y PNP no tengan un plan coherente para atacar frontalmente este gran problema. El ataque a Camisea es una bravuconada".