Miguel Alonso Juape Pintomiguel.juape@diariogestion.com.pe

Un proyecto de resolución de la establece una reducción de la tasa de retención del del 6% al 3%, que aplican algunas empresas, sobre todo los principales contribuyentes (pricos) con sus proveedores de bienes o servicios. La reducción sería desde marzo.

Son cerca de 1,500 contribuyentes designados como "agentes de retención" por la Sunat. Para obtener esta calificación no existe una regulación específica, sin embargo un requisito no escrito del fisco es tener relaciones, al menos, con 500 proveedores, indicó el tributarista Walker Villanueva.

Con ello, la reducción de la tasa de retención del IGV beneficiaría a más de 750 mil empresas, estimó el experto.

Tasa efectivaActualmente, la tasa de retención es de 6% (que equivale a una tasa efectiva de 7.8%, ya que la tasa nominal se aplica sobre el monto total facturado más el IGV), y es considerada por algunos empresarios muy elevada, ya que les resta liquidez en sus transacciones comerciales.

Por esa razón, una reducción al 3% de la tasa de retención del IGV (que equivale a una tasa efectiva de 3.5%) sería más adecuada para las empresas, aseguraron expertos.

ProcedimientoEl sistema de retención fijado por la Sunat se aplica a las empresas designadas como agentes de retención, que tienen como obligación retener el IGV al momento de pagar los bienes o servicios de sus proveedores. Los agentes de retención nombrados por la Sunat son considerados dentro de su "círculo de confianza", opinó Villanueva.

Realizada la retención, los agentes entregarán a sus proveedores un "comprobante de retención", que será usado como crédito fiscal por el proveedor. El pago al fisco se declarará y pagará a la Sunat vía virtual (con el PDT N° 626) por el agente retenedor por el monto total retenido en el mes, de acuerdo al cronograma de la Sunat para el pago regular de impuestos.

Sin embargo, se trata de una retención de impuestos "a ciegas"; la Sunat no analiza si el contribuyente usa o no el crédito retenido, y puede ocurrir un desfinanciamiento del proveedor con la retención efectuada, que merma su utilidad financiera, ya que, a pesar de poder solicitar la devolución del impuesto retenido y no usado (luego de tres meses), existe un costo de oportunidad que no se tiene en cuenta.

De otro lado, no se realizarán retenciones del IGV en operaciones cuyo monto es igual o inferior a S/. 700; o si la suma total del importe de la operación, ajustada por las notas de contabilidad, no supera ese máximo. No obstante, sí se incluyen los casos en que se emita más de una factura por montos inferiores al mínimo, pero cuando toda la operación es pagada por el agente retenedor en un monto superior; se busca evitar casos de evasión.

ImpactoDe acuerdo a la última estadística publicada por la Sunat, en noviembre del 2013 se recaudó por retenciones S/. 130.1 millones.

Los ingresos acumulados por retención del IGV entre enero y noviembre del 2012 fueron de S/. 2,104.1 millones; y entre enero y noviembre del 2013 ascendieron a S/. 1,528.9 millones.