La presidenta de la (SNP), Elena Conterno, participó hoy como expositora en la reunión del grupo de trabajo de Políticas de Seguridad Alimentaria, en el marco de la Segunda Reunión de Altos Funcionarios (SOM2) del Foro de Cooperación Económica Asia – Pacífico (APEC) que se realiza en Arequipa.

Con el título "Cambio Climático, Seguridad Alimentaria y Pesca", la titular del gremio afirmó que el cambio climático puede afectar la abundancia y distribución de los recursos biológicos marinos en el mundo.

En ese sentido, señaló que entre los desafíos en la gestión de la pesca está contar con modernas regulaciones por grupo de especies, con el objetivo de compensar la mayor abundancia de unas con la menor de otras, así como incorporar nuevas especies que puedan resultar disponibles.

Otro desafío –agregó- es implementar un sistema de seguros y coberturas que protejan a pescadores de eventualidades extremos, de manera similar a las del seguro catastrófico que protege a los agricultores.

De la misma manera, Elena Conterno subrayó la importancia de asignar los de forma directa a quienes desarrollan esa actividad. Al respecto, recordó que en un informe reciente "los gurús mundiales de pesquería –Costello, Hilborn y otros investigadores– concluyen que las grandes pesquerías están bien manejadas, pero no así las pequeñas pesquerías y que estas, con la asignación de derechos individuales o colectivos, pueden avanzar de manera significativa hacia una buena gestión".

Según información de la FAO, en la actualidad y desde hace 20 años se capturan anualmente 90 millones de toneladas de pescado. Asimismo, las poblaciones y por tanto capturas de los recursos podrían duplicarse al 2050 con buenas medidas de manejo. Los expertos estiman que en atención al crecimiento de la población y su mayor nivel de ingreso, hacia el 2050 se requerirá entre 60 a 70% más alimentos.

Finalmente, resaltó la importancia de establecer tallas mínimas y vedas para las 100 principales pesquerías comerciales. "Con regulación y control de pesquerías, así como con derechos asignados a los actores de las mismas, se tendrá una mejor base para enfrentar los cambios en abundancia y distribución de especies que puedan venir con el cambio climático", concluyó.