(Reuters).- El cerró en alza hoy tras iniciar en baja la sesión liderado por el precio del Brent, que trepó a máximos de 2015 a US$ 63 por barril gracias a coberturas cortas que volvieron a un mercado deprimido en la apertura por preocupaciones sobre la estabilidad de la zona euro.

Las amenazas a la producción de crudo en Oriente Medio y la caída en la cantidad de plataformas petroleras en Estados Unidos parecieron impulsar el alza en el mercado pese a datos de los inventarios globales que sugieren un exceso de suministro de hasta 2 millones de barriles diarios.

"Estamos con esta tónica en la que el mercado continúa descontando malas noticias", dijo Dominick Chirichella, socio del Energy Management Institute en Nueva York. "Ciertamente hay algunas noticias positivas sobre Libia y el resto de Oriente Medio, pero no veo nada extremadamente alcista", agregó.

El martes también expiraron las opciones del contrato para marzo, lo que posiblemente agregó impulso al rebote, según algunos operadores. La misma tendencia alcista se observó hace un mes, al expirar las opciones del contrato previo.

El contrato de crudo Brent para entrega en abril cerró con un avance de US$ 1.13, a US$ 62.53 por barril, tras tocar un mínimo en la jornada a US$ 60.27. Un máximo a US$ 63 en la sesión fue el precio más alto desde el 18 de diciembre.

El crudo referencial de Estados Unidos subió 75 centavos, a US$ 53.53 por barril, tras tocar en la jornada un mínimo intradiario a US$ 50.81.

Los precios del petróleo se derrumbaron alrededor de un 60% entre junio y enero por temores a un exceso de oferta. Desde que comenzó febrero han rebotado más de un 10% por coberturas de posiciones cortas fogoneadas por la especulación de que tocaron un piso y por preocupaciones por combates en Oriente Medio.

La violencia en Libia ha provocado el cierre de todos los puertos importantes y las exportaciones petroleras del país han caído a su nivel mínimo.

Asimismo, el semi autónomo Gobierno Regional de Kurdistán en Irak ha amenazado con frenar las exportaciones de petróleo si el Gobierno iraquí no le envía su parte del presupuesto.

TAGS RELACIONADOS