El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (), reveló que las empresas de distribución de gas natural de uso doméstico gastan un promedio de S/. 60,000 para obtener la autorización municipal por un proyecto estándar de instalación de redes domiciliarias.

Para la entidad fiscalizadora, esto constituye una traba burocrática que posterga el acceso de este a más familias y afecta la competitividad en el mercado de los combustibles de uso doméstico.

De acuerdo al estudio elaborado por la Gerencia de Estudios Económicos de Indecopi y las empresas y , el mayor costo burocrático está relacionado al cobro de tasas municipales –las compañías son concesionarias de la distribución residencial de gas natural en Lima Metropolitana e Ica– en función a los metros lineales de las obras.

Así, el costo administrativo para obtener la autorización municipal para un proyecto estándar de 8,000 metros costaría S/. 60,899.

Según el estudio, otra potencial barrera es el incumplimiento del Silencio Administrativo Positivo (SAP) en cinco días.

En base de la información proporcionada por las empresas concesionarias, Indecopi sostiene que, si la meta es instalar 455,000 conexiones domiciliaras de gas natural para el 2016, que implica un tendido de alrededor 5,651 km de red en Lima Metropolitana, las compañías podrían enfrentar un costo municipal de S/. 4´238,250.

Asimismo, el retraso por el incumplimiento del SAP demoraría proyectos, afectando aproximadamente US$ 20´000,000 en infraestructura e impidiendo el acceso a esta fuente de energía en 68,120 hogares.

Al respecto, Indecopi logró que cinco dispongan la eliminación de ocho barreras burocráticas en los procedimientos relacionados al servicio público de gas natural.