(AP).- llegó a un acuerdo con la compañía estadounidense Gibson Brands para venderle su división de equipo audiovisual por US$ 135 millones.

Philips sigue en un proceso de arbitraje con la japonesa Funai luego de que un para vender la misma división por US$ 200 millones no se concretara pero aseguró que no afectará el proceso.

Las empresas dijeron que el trato tiene lógica ya que Gibson tiene fuerte presencia en Japón y Estados Unidos, mientras que Philips es fuerte en China, Europa y América Latina.

La división audiovisual da trabajo a unas 1,900 personas y fabrica sistemas de sonido para hogares, audífonos, altavoces, equipos portátiles de audio, reproductores de video, teléfonos y otros artículos.

En 2013 tuvo ventas US$ 1,300 millones con una ganancia marginal de US$ 4.1 millones. La empresa ya vendió su debilitado negocio de televisores. Ahora, se enfocará en áreas más rentables de artefactos para el hogar, servicios de salud e iluminación.