VISTAS AEREAS DE LIMA, CENTRO FINANCIERO, EDIFICIOS, SAN ISIDRO, PANORAMICA
VISTAS AEREAS DE LIMA, CENTRO FINANCIERO, EDIFICIOS, SAN ISIDRO, PANORAMICA

El Área de Estudios Económicos del BCP señaló que las cuentas fiscales de Perú ya empiezan a reflejar el impacto del COVID-19 y estimó que el déficit fiscal cerraría el 2020 en torno al 9.5% del PBI.

Asimismo, agrega que la caída de los ingresos fiscales se profundizará en los próximos meses, ya que marzo habría recogido sólo parcialmente el efecto de la pandemia sobre la actividad económica del país.

El Reporte Semanal Macroeconómico y de Mercados del BCP señala también que la deuda pública ascendería hasta 34% del PBI en 2020.

El informe precisa que, en marzo de 2020, los ingresos corrientes del gobierno general disminuyeron 19% a/a en términos reales (el peor registrado desde julio 2009: -13%).

La fuerte contracción se explicó por menores ingresos por IGV en 11% a/a (interno: -13%) e impuesto a la renta (IR) en 24% a/a (personas: -8%, empresas: -1%, regularización: -61%).

En particular, la caída de los ingresos se explica por las medidas adoptadas por el gobierno en el marco de la emergencia sanitaria nacional, refirió el BCP.

Entre estas medidas destacan: (i) la prórroga del plazo de presentación de declaración jurada anual del IR, (ii) la prórroga de la declaración y pago de tributos internos, (iii) la flexibilización de plazos para el pago de cuotas de fraccionamiento, aplazamiento o refinanciación de deudas tributarias.

Finalmente, el BCP agregó que, en marzo de 2020, el gasto no financiero del gobierno central se incrementó 12% a/a en términos reales.

“Esperamos que el déficit fiscal vaya en aumento, y cierre el 2020 en torno al 9.5% del PBI. La caída de ingresos fiscales se profundizará en los próximos meses, ya que marzo habría recogido solo parcialmente el efecto del COVID-19 sobre la actividad económica”, remarcó el BCP.