Reuters.- Las exportaciones alemanas subieron imprevistamente en julio pero las importaciones crecieron más, lo que redujo levemente el superávit comercial, según datos revelados el viernes, en una señal de que la mayor economía europea sigue relativamente resistente a la crisis de deuda de la zona euro.

Las exportaciones registraron un ascenso desestacionalizado de 0.5% y las importaciones se incrementaron 0.9%, mostraron cifras de la Oficina Federal de Estadística.

El consenso de las previsiones en un sondeo de Reuters entre economistas apuntaba a una baja de 0.5% de las exportaciones y una caída de 0.3% de las importaciones.

El superávit comercial desestacionalizado se redujo a 16,100 millones de euros desde un valor revisado de 16,300 millones de euros en junio. El consenso de las expectativas apuntaba a un descenso a 15,500 millones de euros.

"El inicio del tercer trimestre fue exitoso, particularmente dadas los positivos pedidos industriales", dijo Andreas Rees de Unicredit. "No parece que la actividad del sector industrial vaya a hundirse drásticamente", indicó.

"Sin embargo, es solo una cuestión de tiempo hasta que los malos valores del (centro de estudios) Ifo y de los índices de gerentes de compras se traduzcan en datos duros", agregó.

Indicadores recientes han pintado un cuadro mixto de la economía alemana, que ha seguido relativamente robusta a lo largo de la crisis de deuda de la zona euro, que ya lleva tres años, pero ahora comienza a mostrar indicios de debilidad.

El crecimiento económico se moderó al 0.3% en el segundo trimestre y muchos economistas esperan una contracción para el tercero y probablemente el cuarto periodo.