La Asociación de Exportadores () planteó una serie de mejoras al proyecto del procedimiento de "Inspección No Intrusiva en la Aduana Aérea del Callao", a fin de no perjudicar la carga y descarga de productos perecibles por una mala manipulación o por la interrupción de la cadena de frío.

El presidente de Adex, Eduardo Amorrortu, manifestó que según la iniciativa, la inspección se haría en el nuevo Complejo Aduanero ubicado en la circunscripción de la Aduana Aérea del Callao, pero lo que le llamó la atención es que no se tomó en cuenta las condiciones técnicas adecuadas para preservar los productos perecibles.

Esto es, no interrumpir la "cadena de frío" y evitar perjuicios y posteriores rechazos en los mercados de destino por arribo en malas condiciones.

Opinó que el no estaría dotado de los equipos idóneos para la conservación y tratamiento de productos perecibles, por lo que existe un alto riesgo que éstos se deterioren ante cualquier eventualidad.

Por el contrario, los Depósitos Temporales sí cuentan con los equipos e instrumentos necesarios para su adecuado tratamiento y superar cualquier contingencia.

En ese sentido, propuso que a fin de contrarrestar este riesgo, la "inspección no intrusiva" en el caso de productos perecibles se realice en los Depósitos Temporales, los que deben contar con un sistema tecnológico de escaneo con rayos X o "ion-scan", que permita visualizar y analizar mercancías perecibles a través de imágenes.

Esto evitará mayores costos de transporte, pues se podría disponer del mismo personal de Aduanas que actualmente se encarga del reconocimiento físico que se realiza en los Depósitos Temporales como consecuencia de la asignación de canales.

También evitaría retrasos en los despachos y congestión en el Complejo Aduanero, que sería el único establecimiento autorizado para la inspección de todo tipo de mercancías que ingresan o salen vía aérea, según el proyecto de la Sunat.

Todo esto no sólo permitirá garantizar la adecuada preservación de los perecibles, sino que también evitará la congestión que se generaría en el Complejo Aduanero, con la consiguiente demora, sobrecostos y malestar de los usuarios, finalizó.