Durante el Mobile World Congress 2014 en Barcelona, la empresa coreana finalmente presentó el Galaxy S5, la quinta generación de su popular línea de smartphones.

El S5 tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 801 de 2.5GHz, 2GB de RAM, Bluetooth 4.0, Cat 4 LTE, software Android 4.4 kit kat de , memoria interna de 16GB o 32GB y una batería de 2,800 mAh, que dura hasta 10 horas de navegación y 12 de reproducción de vídeo.

El celular también viene con USB 3.0, una cámara frontal de 16MP y un flash dual-LED.

En cuanto al diseño, el cuenta con una cobertura de policarbonato, tiene apariencia de metal y un toque de cuero en la parte posterior y la pantalla mide 5.1 pulgadas, ligeramente más larga que los modelos anteriores. Saldrá al mercado en negro, blanco, azul y dorado.

Las pocas sorpresas del dispositivos son el escáner de huellas dactilares que desbloquea el teléfono y brinda acceso a información privada almacenada en el celular, la resistencia al agua por un periodo de 30 minutos y la tecnología biométrica.

El teléfono saldrá a la venta el 11 de abril, afirmó Min Cho, director de marketing de la unidad móvil de Samsung. Aunque no hay una precio formal, se cree que costará US$ 1,000.

Relojes inteligentes

La compañía coreana también presentó los relojes inteligentes Samsung Gear 2, el Samsung 2 Neo y el Samsung Gear Fit fitness band.

Los dos primeros dispositivos funcionan con el sistema Tize. El Gear 2 cuenta con pantalla táctil, procesador de 1 GHz y 4GB de almacenamiento, además de las funciones tradicionales como pulsómetro y resistencia al agua.

El 2 Neo ofrece, además de lo anterior, cámara de video HD 720 y de fotos de 1.9 MP, un emisor infrarrojo y un micrófono.

El Gear Fit sí es una novedad: se trata de una pulsera curva para quienes hacen ejercicio.