ESTOCOLMO, (Reuters).- El Gobierno sueco reconoció el jueves oficialmente al Estado de , el primer país europeo occidental en hacerlo, lo que refleja la creciente frustración internacional con el moribundo proceso de paz palestino-israelí.

La ministra de Relaciones Exteriores sueca, Margot Wallstrom, dijo a periodistas que su Gobierno esperaba que esto aportara una nueva dinámica a la situación.

"Nuestra decisión llega en un momento crítico porque durante el último año hemos visto cómo las conversaciones de paz se han estancado, cómo las decisiones sobre nuevos asentamientos sobre tierra palestina ocupada han complicado la solución a dos estados y cómo la violencia ha regresado a Gaza", afirmó.

La medida generó elogios del presidente palestino, Mahmoud Abbas, críticas de Israel y disgusto en Estados Unidos, el principal patrocinador del Estado judío.

Pero Wallstrom rechazó las acusaciones de que Suecia esté tomando partido y dijo que esperaba que otros países de la Unión Europea (UE) adoptaran posturas similares.

Los palestinos buscan un Estado en la ocupada Cisjordania y la bloqueada Franja de Gaza, con Jerusalén Oriental como su capital. Ese territorio fue ocupado por Israel en la guerra de Oriente Medio de 1967, aunque soldados israelíes y colonos se han retirado de Gaza en el 2005.

Años de esfuerzos por alcanzar una solución de dos estados han logrado pocos avances. El último intento fracasó en abril. Los palestinos ahora ven pocas posibilidades de progreso, más que tomar una iniciativa unilateral hacia lograr un Estado.

Un total de 135 países ya reconocen a Palestina, incluyendo varias naciones de Europa Oriental que lo hicieron antes de unirse a la UE. Suecia fue el primer país de Europa Occidental en hacerlo.

La medida generó críticas inmediatas de Israel y su ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, la calificó como una "mala decisión" que podría alentar a elementos extremistas palestinos.

"El Gobierno sueco debe entender que las relaciones en Oriente Medio son más complejas que una parte de muebles de auto-ensamblado de Ikea, y que el tema debe ser manejado con resposabilidad y sensibilidad", dijo Lieberman en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí.

Los líderes palestinos llamaron a otros países a seguir a Suecia, al decir que establecer un Estado palestino independiente con Jerusalén como su capital reforzaría las posibilidades de paz.

"Esta decisión es un mensaje a Israel y es una respuesta a su continua ocupación de tierra palestina", dijo Nabeel Abu Rdeineh, portavoz del presidente Abbas.

A principios de este mes, el principal negociador palestino dijo que una resolución sería que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas fijara un plazo límite en noviembre de 2017 para el establecimiento de dos estados, en base a las fronteras existentes antes de la guerra de 1967.

Wallstrom dijo que la medida de Suecia buscaba apoyar a los palestinos moderados y volver su estatus más equitativo con respecto a Israel en las negociaciones de paz, así como llevar esperanza a los jóvenes de ambos lados.

"Estamos tomando partido por el proceso de paz", afirmó.

La UE dijo luego del anuncio sueco del jueves que el objetivo del bloque era alcanzar un solución a dos estados con un Estado palestino independiente viviendo al lado de Israel.

"Para lograr esto, es importante que se reanuden las negociaciones directas lo antes posible", dijo la portavoz de la Comisión Europea, Maya Kocijancic, en una rueda de prensa.

"Con respecto a la posición de la Unión Europea sobre el reconocimiento, la UE ha dicho en el pasado que reconocerá un Estado palestino cuando sea apropiado", agregó.