Luego de presentarse en la Comisión de Fiscalización del Congreso, la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, , comentó que, de enero hasta la fecha, hay más de 20 procesos abiertos por malos manejos al interior del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa), varios de ellos relacionados con la entrega de alimentos en mal estado.

"Hay cuatro despidos por malas prácticas en los cuatro primeros meses (de mi gestión). Tenemos que esperar que las instancias judiciales emitan las resoluciones correspondientes", señaló.

Esta situación, además de cinco intentos de reestructuración en los últimos 10 años, fueron las razones que esgrimió para justificar , el cual será reemplazado por el recientemente creado Qali Warma.

"Queremos pasar a un esquema totalmente distinto, sin compras centralizadas, e involucrar a la comunidad, a los padres de familia, en comités de alimentación escolar que hagan compras locales y que les ofrezcan a sus niños un menú diversificado, con alto contenido local", dijo la titular del Midis.

Previamente, Trivelli había comentado que el cierre del programa y que los derechos laborales de los trabajadores del Pronaa serán respetados. Ellos podrán volver a tentar una plaza siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos.