El patrón se repetirá hasta que los estadounidenses reconozcan y aborden las desigualdades subyacentes. AFP / Jason Redmond
El patrón se repetirá hasta que los estadounidenses reconozcan y aborden las desigualdades subyacentes. AFP / Jason Redmond