| Un Chevy Impala de 1958 con diamantes, Lamborghinis tuneados y un Supra con trabajo de pintura "en llamas" se encuentran entre los cientos de autos que se exhiben en el espectáculo anual de vehículos personalizados de Japón que comenzó el viernes en Tokio.

Los expositores acuden al evento para mostrar sus vehículos y promocionar los productos de moda para personalizarlos.

Se espera que cientos de miles de visitantes acudan y queden boquiabiertos en las exhibiciones, que también incluyen un rickshaw o bicitaxi ("el más rápido del mundo"), autos conceptuales de grandes fabricantes y modelos antiguos restaurados cuidadosamente. Algunos de los vehículos también están a la venta.