Rusia ha incrementado las ventas de petróleo a China e India, mientras lidia con las sanciones occidentales a su sector financiero y el enfrentamiento por su exigencia de que los países de la UE paguen la energía en rublos.
Rusia ha incrementado las ventas de petróleo a China e India, mientras lidia con las sanciones occidentales a su sector financiero y el enfrentamiento por su exigencia de que los países de la UE paguen la energía en rublos.

La producción rusa de crudo en abril cayó casi un 9% con respecto al mes anterior, según un informe interno de la OPEP+ publicado este martes, afectada por las sanciones occidentales impuestas a Moscú tras la invasión de Ucrania.

El bombeo del primer productor mundial de petróleo se situó en abril en 9.16 millones de barriles diarios (bpd), según datos de fuentes secundarias cotejados por la OPEP+, lo que supone un declive de unos 860,000 bpd respecto a marzo y casi 1.2 millones de bpd por debajo de la producción de su aliado en la OPEP+, Arabia Saudita.

Se trata de la mayor caída de la producción del país desde la que hubo tras el colapso de la Unión Soviética en los años noventa y dejó la producción rusa en 1.28 millones de bpd por debajo del nivel exigido por el acuerdo de recorte de bombeo pactado entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+.

Pese a no alcanzar los objetivos de producción y de vender barriles con descuento, el reciente aumento de los precios del crudo hizo que los ingresos de Moscú por petróleo y gas ascendieran a 1.81 billones de rublos (US$ 27,920 millones) en abril, frente a los 2.97 billones de rublos de los tres primeros meses del año, según el Ministerio de Finanzas.

Los miembros de la Unión Europea (UE) están negociando una propuesta de embargo petrolera a Rusia, pero las conversaciones fracasaron esta semana debido al veto de Hungría, que depende en gran medida de las importaciones de crudo ruso.

La prohibición propuesta por la Comisión Europea (CE) a principios de mayo sería su sanción más dura hasta ahora en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Moscú el 24 de febrero, pero también incluye excepciones para los estados del bloque más dependientes del petróleo ruso.

Por su parte, Rusia ha incrementado las ventas de petróleo a China e India, mientras lidia con las sanciones occidentales a su sector financiero y el enfrentamiento por su exigencia de que los países de la UE paguen la energía en rublos.

Moscú podría ver caer su producción petrolera hasta un 17% en el 2022, según un documento del Ministerio de Economía al que tuvo acceso Reuters el mes pasado.

En general, la OPEP+ extrajo 2.6 millones de bpd por debajo de sus objetivos en abril, según los datos, y el cumplimiento general de los recortes aumentó hasta un récord de 220%, frente al 157% del mes anterior.

Los productores de África Occidental, Nigeria y Angola, que han tenido problemas en los últimos años con las limitaciones de capacidad, produjeron 413,000 bpd y 290,000 bpd por debajo de los objetivos, respectivamente, en abril, según los datos.

TAGS RELACIONADOS