Una desbandada de US$ 2.8 billones en activos de las naciones en desarrollo ha estimulado el debate sobre si es hora de que los inversores vuelvan a lanzarse o esperen mejores ofertas. (Bloomberg)
Una desbandada de US$ 2.8 billones en activos de las naciones en desarrollo ha estimulado el debate sobre si es hora de que los inversores vuelvan a lanzarse o esperen mejores ofertas. (Bloomberg)