Rocío Barja Marquinarbarja@diariogestion.com.pe

Se reaviva la llama. Una vez más, la nacional y la extranjera están enfrentadas. El motivo: la inversión que ambas realizan en el país.

De acuerdo con el presidente de , José Enrique Silva, la inversión extranjera directa (IED) en la industria farmacéutica no registra ningún aporte en el periodo 2009-2012, a pesar de los acuerdos comerciales suscritos. "La última inversión fue en el 2007, con apenas US$ 2.2 millones, según datos de ", manifestó a Gestión.

Tendencia preocupanteEn ese sentido, Silva advirtió que las plantas manufactureras de laboratorios extranjeros que estuvieron en el Perú, se han ido mudando e instalando paulatinamente en países vecinos como Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador.

Ello debido a que estos países les han otorgado incentivos tributarios y regulatorios, lo cual los convierte en plazas atractivas para invertir.

"Aquí (en Perú) solo están dejando sus oficinas comerciales de representación y droguerías distribuidoras localmente", sostuvo.

Detalló que en los últimos seis años, los laboratorios nacionales han invertido US$ 280 millones, lo cual es una cifra por demás interesante que debería verse reflejada en mayores facilidades normativas para los empresarios peruanos."Para el 2013 se prevé por lo menos una inversión de US$ 30 millones, principalmente en infraestructura, como ampliaciones de planta", agregó.

Descargo necesarioSobre el tema, el presidente de Alafarpe, Augusto Rey, señaló que si bien los laboratorios extranjeros no han invertido en infraestructura en el Perú en los últimos años, sí lo han hecho en investigación de medicamentos.

Afirmó que ello los ha llevado a desembolsar anualmente en promedio US$ 30 millones en cuestiones como capacitación de médicos, contratación de los mismos para realizar los estudios, equipos de última generación, así como pacientes voluntarios."Creemos que esta es una inversión mucho más productiva, ya que es esta actividad la razón de ser de la industria farmacéutica", anotó.

El ejecutivo comentó también que para sus representados no es muy atractivo tener plantas propias en el Perú, ya que aún el mercado no es muy grande y, por ende, todavía pueden abastecerse de sus plantas ubicadas en la región.

CONTRAPUNTO"La industria nacional no solo da más trabajo y valor agregado, sino que reinvierte en Perú, para bien de la salud y de nuestro país".José E. SilvaPresidente de Adifan

"De qué sirve tener grandes plantas si no está garantizada la calidad de las medicinas. Ese debería ser el tema central del debate".Augusto ReyPresidente de Alafarpe