El desarrollo ferroviario en el país ha estado detenido en la última década y es recién con las líneas del que empiezan a producirse algunos avances, pero a nivel regional también parecen haber algunas mejoras.

El presidente de (FCCA), Juan de Dios Olaechea adelantó a Gestión que en setiembre de este año estará culminado la modernización de 170 kilómetros de vías férreas, por donde transita el Ferrocarril Central, que une Lima y Huancayo (Junín).

"El para setiembre tendrá cuatro veces la capacidad (de transporte) de la Carretera Central, es súper importante. Es una de las concesiones más exitosas y que simplemente mañana podría solucionar el problema del tránsito en la Carretera Central y poner un poco de orden", explicó.

El Ferrocarril Central solo transporta tres millones de toneladas anuales, mientras que la transporta alrededor de 10 millones de toneladas. Pero, según Olaechea, con la modernización de las vías tendrá la capacidad de aguantar hasta 40 millones de toneladas por año.

InversionesHasta la fecha la modernización del Ferrocarril Central ha demandado una inversión de unos US$ 60 millones, siendo capital exclusivamente privado y financiado con las utilidades que produce la propia empresa.

"Ya estamos acabándola, con los tres millones de toneladas que transportamos logramos cubrir esta inversión. Es una de las concesiones más exitosas que hay para el Estado pero el día que lo comprendan, ese día lo apreciarán", anotó.

Pero el proyecto de modernización del Ferrocarril Central no se detiene en setiembre. Olaechea afirmó que presentará al próximo gobierno un proyecto para la eliminación de los zig-zag durante el recorrido a través de la construcción de túneles helicoides, que permitan reducir el tiempo de viaje.

Estos nuevos trabajos, calculó el presidente de Ferrovías Central Andina, demandarían una inversión adicional de US$40 millones y tardarían al menos unos cinco años en estar concluido, dado las dificultades técnicas de perforar los cerros.

"El ferrocarril tiene un trazo muy antiguo y tiene estos zig-zag que demoran mucho el viaje del tren, entonces lo que proponemos es crear túneles helicoides para ir suprimiendo los zig-zag", mencionó.

Sin embargo, Olaechea sostiene que mientras no se ponga orden en la Carretera Central, limitando el peso y la medida de los camiones que por ahí transitan, la demanda para los ferrocarriles seguirá siendo limitada.

Otros proyectosLas expectativas de inversión de Ferrovías Central Andina no se quedan en Junín. Olaechea comentó que volverán a presentar, ya al nuevo gobierno, un proyecto para construir un tren de cercanías entre Chosica y Callao, bajo la modalidad de Asociación Público Privada (APP).

Por sus dimensiones, el proyecto demandaría una inversión de US$ 800 millones, pero transportaría igual número de pasajeros que la Línea 2 del Metro de Lima, que requiere de más de US$ 5,500 millones de inversión.

"Se llegó a plantear este proyecto, pero a este gobierno no le interesó, a este gobierno le gustan los Ferrari, no le gustan los Toyota. Si ese tren se hubiera hecho ya estaría funcionando desde hace dos años", lamentó.