Le ha costado a Audi salir de la agitación que causó el escándalo diésel del 2015 y las ventas del año pasado se frenaron por cuellos de botella de producción vinculados a procedimientos de prueba de emisiones más complejos en Europa. (Photo by Reuter Raymond/Sygma via Getty Images)
Le ha costado a Audi salir de la agitación que causó el escándalo diésel del 2015 y las ventas del año pasado se frenaron por cuellos de botella de producción vinculados a procedimientos de prueba de emisiones más complejos en Europa. (Photo by Reuter Raymond/Sygma via Getty Images)