Helsinki, Finlandia (AP).- , la otrora estrella del mundo de los teléfonos móviles, vio su estatura rebajada aún más por la noticia el martes de que adquirirá sus operaciones de dispositivos celulares.

"Obviamente es un día de grandes cambios en la historia industrial de Finlandia", dijo el primer ministro finés Jyrki Katainen a los reporteros en Helsinki el martes después que se por un valor de 5,440 millones de euros (US$ 7,200 millones).

"De vez en cuando llega un momento en que hay que reevaluar la situación para avanzar en el mundo empresarial y en la sociedad", dijo. "Quiero creer que este es el comienzo de una nueva era (para Nokia)".

HistoriaNokia, una fuente de orgullo nacional de Finlandia, lideró el sector de telefonía móvil durante más de un decenio y en su momento cumbre llegó a controlar 40% del mercado en 2008. Fue un largo camino para el exproductor de papel y botas de hule, .

Después de 14 años al frente del mercado, y de dar un impulso significativo a la economía del país, Nokia no logró enfrentar el reto de los teléfonos multiuso iPhone de y el sistema operativo Android de , y su estrella comenzó a perder brillo.

Fue afectada también por el cambio en la base manufacturera de productos electrónicos, que pasó de Europa y Estados Unidos a Asia y otras regiones de mano de obra barata.

Intentos de éxitoEntonces, hace dos años, en un intento de revertir su tendencia a la baja, Nokia se alió con Microsoft y reemplazó su viejo sistema operativo . La idea era rejuvenecer la compañía y recuperar el terreno perdido, pero demoró ocho meses —demasiado tiempo en el frenético ritmo del sector— para producir el primer teléfono Nokia con Windows, y los consumidores no lo aceptaron con los brazos abiertos.

Hace tres años la empresa tenía 123,000 empleados en todo el mundo, cifra que ha bajado a 88,000, y su cuota de mercado ha bajado a 14%. El precio de sus acciones también se ha desplomado, de 65 euros en 2000 a 3.97 euros el martes.

La ironía es que, en un momento dado, Nokia fue el pionero de la telefonía móvil, con una cuota de mercado de 50% en 2006. En 2003 lanzó su modelo 1100, el de más ventas hasta la fecha.

Pero entonces comenzó a perder impulso.

Los directivos de la empresa no reconocieron la popularidad de los modelos que se abrían y se demoraron en producir productos con pantalla táctil, aunque se dice que sus ingenieros desarrollaron un modelo de esas características años antes que Apple y otros competidores.