La multinacional estadounidense de bebidas y aperitivos Co,Pepsi decidió eliminar su departamento de compras y marketing global. De ahora en adelante, dejará en manos de las marcas que componen el grupo la gestión y supervisión de las actividades de marketing, según informó el portal Marketing Directo.

La web especializada Ad Age informa que esta decisión supone algunos despidos y podría acarrear cambios significativos en el trato con las agencias así como en la manera de gestionar las estrategias en los nuevos departamentos de compras corporativas.

"Los cambios han sido considerados cuidadosamente y son necesarios para mantener nuestra posición competitiva y afrontar los retos futuros de nuestra actividad" aseguró un portavoz del grupo. "Desafortunadamente, el cambio ha repercutido en algunos puestos de trabajo. Esta no es una decisión fácil, pero nos comprometemos a ayudar a los empleados afectados en su carrera profesional, así como a ofrecerles una indemnización justa".

[ LEA TAMBIÉN: ]

El desaparecido departamento daba empleo a una docena de trabajadores, que se encargaban de gestionar las relaciones con las agencias y los medios de comunicación. Algunos trabajadores ya han sido recolocados en otros departamentos de la compañía. No obstante, no asignará un responsable de compras específico para cada una de sus marcas, sino que este tipo de actividades serán gestionadas por los propios gerentes.

El futuro de las comprasLas compañías comenzaron a unificar sus departamentos de marketing y compras hace más de una década con el objetivo de ahorrar costes y conseguir mejores retornos de la inversión en las actividades de marketing, según Marketing Directo. Sin embargo, en los últimos años los marketeros han puesto en entredicho la utilidad del departamento de compras corporativas.

Las decisiones de marketing en nuestra década "se suelen tomar en tiempo real", asegura un ejecutivo de la multinacional. "Si gestionamos estas estrategias en pequeños equipos, conseguiremos personalizar nuestras acciones y adaptarlas a cada marca. En definitiva, podremos alcanzar mejores resultados".

Con todo, eliminar de un plumazo un gran departamento conlleva riesgos. Los ejecutivos de marca podrían verse sobrepasados al tener que vigilar los sistemas financieros y el cumplimiento contractual de cada marca. Para evitar posibles conflictos, ha elaborado una guía sobre los procedimientos de compras corporativas que será de gran ayuda para los nuevos responsables de estas actividades.

TAGS RELACIONADOS