El Grupo Crisol no solo está en el mercado de librerías. Entre sus marcas de retail se encuentra Fantasía (juguetería), Invictus (ropa y accesorios deportivos) y Portafolio (útiles de oficina y escolares, engrosado en número de locales tras la absorción de Lápiz López de Chile). A esto se suma su editorial Titanium, que ya ha realizado algunas publicaciones y Crisol Plan Lector.

Hoy el proyecto de la empresa es abrir nueve locales de dichas marcas en el 2016, siempre enfocados a centros comerciales, ya que su gerente general Jaime Carbajal, sostiene que en su mira están los locales en esos recintos.

"En el caso de Fantasía, en abril del otro año abriremos en Jockey Plaza, con lo cual sumaremos 10 nuevas tiendas y la expectativa es quintuplicar las ventas en campaña navideña", dijo el ejecutivo

Esta cifra parte de que los consumidores buscan comprar juguetes para esas fechas. "También se añaden nuestras ventas en la parte corporativa; las empresas nos han comprado juguetes por S/.1 millón", anotó Carbajal.

Ante la competencia de cadenas como Falabella en la división de juguetería, la empresa ha reforzado sus compras y están trayendo 12 contenedores de China, uno de ellos solo con drones y helicópteros a control remoto que les permitirá vender a un precio menor gracias a la rentabilidad que les genera la compra.

En el caso de Invictus la idea para consolidarse es abrir cinco nuevas tiendas el 2016, sin embargo, al ir a un mercado diferente ya que proveen de toda la indumentaria completa para la práctica de todos los deportes, la inversión es mayor, unos US$ 750,000 por tienda.

"Nuestra plan es crecer hacia otros negocios; es algo que evaluamos ya que la manera de consolidarnos es teniendo mayor presencia, lo cierto es que evaluamos sumar un socio y crecer de manera progresiva", agregó.

Y en el caso de Portafolio, que creció tras el ingreso de Lápiz López, siguen evaluando las zonas donde podrían ingresar.