Módulos Temas Día

Tacos Fuertes Ana Romero Ana Romero

La Envidia es el Homenaje que la Mediocridad le rinde al Talento

Pretender no tener envidia o decir “¿envidia yo?, jamás he sentido eso” o “¿qué es eso, no puedo decir porque nunca la he experimentado”, entre otras frases de auto-engaño para no sentirnos mal con nosotros mismos o simplemente sentir que somos en un auto-juicio dentro de la categoría de “malas personas”, entonces lo que hacemos en automático es negar el sentimiento, así evitamos el juicio externo/interno  y nos aferramos a nuestra tranquilidad de que nosotros “somos los buenos”, los demás no sabemos pero nosotros si y eso basta para tranquilizar nuestra consciencia.

7 Entonces, queda claro que envidia es un sentimiento que existe y estará siempre en nuestra vida, así no sea buena. Es inevitable sentirla y pensarla porque ¿adivina que?, ¡somos seres humanos! y no sé si te habrás dado cuenta pero constantemente nos equivocamos por lo imperfectos que somos, así que es muy normal tenerla en nuestro ser de manera natural. Ahora pues, sabiendo y reconociendo ésta información de antemano, podemos sentirnos más tranquilos de no sentirnos juzgados entre la gente y mucho menos con nosotros mismos, logrando ser más conscientes de nuestros sentimientos y aprendiendo a identificarla para lejos de negarla, reconocerla y ser lo suficientemente inteligente emocionalmente para manejarla de la mejor manera y transformarla en admiración. * Sobre ésta transformación, tengo un artículo <Del Poder de la envidia, al poder de la admiración> en éste link: https://gestion.pe/blog/tacosfuertes/2017/12/del-poder-de-la-envidia-al-poder-de-la-admiracion.html

¿Qué causa la envidia?

La envidia aparece cuando queremos tener algo que no tenemos aún y en vez de sentirnos motivados a lograr eso que no tenemos a través de energía buena, sana, positiva, la embarramos con sentimientos limitados de carencia y mediocridad pensando ¿Por qué el otro tiene eso y yo no? y la especulación cobra vida con preguntas espantosamente atrevidas y dolorosas para el envidiado(a) como; ¿Qué habrá hecho pues para tener todo lo que tiene ahora?, colocando en duda su talento para conseguir lo que tanto trabajo le ha costado tener.

En efecto, la envidia entonces es la sensación de injusticia que sentimos cuando vemos que alguien disfruta de la gloria, el éxito, la victoria que la vida nos está quitando a nosotros(as) para dárselo al envidiado(a). Es un sentimiento parecido casi a la indignación de como si nos hubieran robado algo que claramente nos pertenece y que demandamos sin haber trabajado por ello, pero que sentimos de alguna manera que es nuestro. ¡ Completamente loco ¿no? !

A partir de éste sentimiento, si es que decides quedarte ahí, puedes llegar a convertirte en ése tipo de personas que lo único que saben es criticar de manera destructiva, fijándose y enfocándose única y exclusivamente en el error y en todo lo que salió mal del otro. Éste perfil es percibido como la mediocridad en persona porque se ha acostumbrado a no HACER absolutamente nada en su vida por su propio miedo al fracaso, debido a eso el miedo en vez de impulsarle, lo estanca, paraliza y rodea hasta tal punto de noquearlo, dejándole frustrado y con un sentimiento de vacío e incertidumbre en el <what if> de un mundo imaginario que nunca pasó realmente y solo sucedió en su mente. El mediocre es un soñador en potencia, solo que se quedó dormido porque se olvidó de despertar y cuando al fin lo hace, utiliza su energía para malograr los sueños ajenos, es como una especie de revancha justiciera en donde su filosofía es <Si yo no lo conseguí, tu tampoco lo harás> y es ahí donde empieza la persecución de los envidiosos intentando apagar la luz de los demás.

1

La mediocridad + la envidia + la cobardía: coktail tóxico 

La envidia es un poder terriblemente poderoso que no sólo se escucha a través de rumores y habladurías mal intencionadas, si no también se siente. Por favor ¡cuídate! en serio, no es broma. Cuida tu energía tanto como cuidas tu dinero, el dinero siempre viene por añadidura o default, nunca antes. Cuida tu círculo de contactos siempre y no permitas que el sentimiento de envidia se apodere de tu energía (vampiros energéticos). Escucha atentamente de quién vienen los mensajes y confía siempre en tu intuición para saber la intención de dichos mensajes. Por lo general el(la) envidioso(a) está acostumbrado(a) a mirar desde lejos tu éxito y lejos de aplaudirte, habla mal de ti, como escupiendo lava venenosa a todo el que lo rodea, sin embargo existen otra clase de envidiosos más sofisticados y peligrosos porque aparecen como los camaleones (se saben camuflar muy bien, son muy buenos actores) y llegan a ti para usarte para sus beneficios personales y profesionales, a pesar de que no compartan tu visión, no tengan respeto por ti ni por tu trabajo y te tengan mucha pero mucha envidia. Hace poco me ocurrió algo así, no entraré en detalles ni mucho menos diré nombres, no es mi estilo y sería como regalarles luz en atención y paso, sin embargo algo me quedó de ésta agridulce experiencia y es que no se trata de caerle bien a todo el mundo, como siempre lo digo, no somos Nutella para gustarle a todos, sin embargo eso no justifica la mala onda, la falta de respeto, la hipocresía, la doble cara y la crítica destructiva en exceso. Antes de avanzar con el artículo, quisiera dejar en claro que la crítica en sí misma, SIEMPRE ES BUENA porque nos ayuda a mejorar y aprender de nuestros defectos y/o errores para ser MEJORES, esto es lo que yo llamo un <feedback sano y asertivo> en donde la crítica constructiva está implícita ya que al momento de criticar al otro, lo hacemos de manera holística usando el FODA (fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades), logrando un desenlace de mejora continua y oportunidad de mejora para ser la mejor versión de nosotros mismos de manera positiva siempre. La crítica destructiva a la que me refiero es claramente la que solo se enfoca en el error, generando desmotivación, depresión, malestar y tortura en la persona, lejos de un verdadero cambio en potencia, lo anula.

4

Hoy en día, vivimos en un mundo tecnológico en donde las expresiones de envidia tienen mucho más eco porque las redes sociales son las promotoras principales de ello. De esa manera, dentro de la red no hay filtro para los envidiosos, todos pueden opinar (opinólogos) y descargar sus ofensas más filosas, profundas y puntiagudas en otros (la gente envidiada), reflejando y dejando en evidencia sus frustraciones, demonios e ira, convirtiéndolos en los famosos <haters>. Lo curioso de éste fenómeno es que la mayoría de haters virtuales son anónimos y por lo general nunca dan la cara (nunca verás su foto en su perfil de cualquier red social), ni mucho menos se atreven a firmar con nombre y apellido completo en sus comentarios de odio. Cuando el miedo conoce a la cobardía, se esconde detrás de una computadora y lanza proyectiles porque es lo único que sabe hacer, de hecho, tengo un poco de lástima por esa gente. Que desperdicio de energía y de talento si solo se enfocara en lo positivo y en lo grandioso(a) que pudiera llegar a ser, no estaría perdiendo el tiempo haciendo eso. Así como existen <los haters>, también existen <los lovers> y son ellos los que defienden a capa y espada su comunidad o la persona que los lovers admiran. El Poder del networking y de una comunidad consolidada es vital para sentir la lealtad, el cariño y la protección de los lovers contigo y tu marca.  En mi caso, es increíble como mi propia comunidad de <Tacos Fuertes> y <Mujeres Power> me alertan sobre absolutamente todo lo que pasa a mi alrededor ya sea por Linkedin, Facebook, Instagram o cualquier otro social media, es así que incluso,  gracias a esas personas, es que puedo ver con mayor claridad las intenciones de las personas que se me acercan por redes sociales.

2

Hoy en día, gracias a la globalización el mundo es un pañuelo literalmente y queda muy chico para hacer cosas que simplemente no son correctas , yo siempre digo que nadie te cierra las puertas, te las cierres tu solo(a) si no sabes reconoces tus errores siendo lo suficientemente humilde como para aprender de los mismos para seguir adelante. El tiempo siempre es y será el mejor aliado y jurado. Tener Comunidades activas y productivas es muy importante porque es como si tuvieras literalmente a tus ojos en todos lados, porque tarde o temprano, te enteras de todo, no te confundas eh, el networking no es chisme, es información clave sobre proyectos que involucran personas y tener ésa información en el momento preciso es clave también para tomar buenas o mejores decisiones, se convierte en algo así como tu ventaja competitiva. ¡Gracias Comunidad por tanto cariño, lealtad y protección!

333

Finalmente, sobre mi experiencia con el poder de la envidia, debo decir que después de lo que me pasó, muchas personas me dijeron “Ya Ani, ¿ahora que harás?, quémalos(as) públicamente, lo que te hicieron estuvo mal, no debes permitir que le pase a más personas” y yo les respondí de la siguiente manera; Cada persona tiene un proceso diferente y seguramente una batalla interna que esta peleando, por esa razón es que la empatía es un sentimiento muy bueno que debemos desarrollar todos a través del perdón, aún así no te lo hayan pedido, sin embargo tu también eres importante y tienes que cuidarte, por eso si es que conectas con ésta historia (sea cual sea haya sido tu experiencia), mi recomendación es que lo mas sabio que puedes hacer por el momento es sacar a personas tóxicas o envidiosas de tu círculo (aunque duela), no por un tema de odio ni de resentimiento, para nada; se trata como ya dije anteriormente de un tema de cuidado personal contigo misma(o).No tienes por qué aguantar sus vibras, mala onda y poderes negativos de envidia hacia ti. El envidioso(a) siempre te mira de arriba a abajo, buscando algún defecto. Si te lo encuentra, comenta, si no te lo encuentra, LO INVENTA y que no te sorprenda que hasta lo TERGIVERSE O DESCONTEXTUALICE para simplemente hacerte quedar mal. Siempre digo que la gente tóxica se bloquea sola y que la verdad SIEMPRE SALE A LA LUZ, aunque te escondas detrás de una computadora. Deja de esconderte, deja de ser un hater y conviértete en un lover de ti mismo(a) primero y empieza a cambiar de una vez por todas porque que te quede claro algo,  el cambio nunca estará allá afuera ni mucho menos en la pantalla de tu ordenador, el cambio está en ti y en lo que te atrevas a hacer día a día, nadie dijo que sería fácil ni que las cosas suceden de la noche a la mañana, ni mucho menos que te saldría perfecto a la primera, así no funciona, si quieres ganar, tienes que aprender a perder y si quieres tener luz, sé la luz, no le apagues la luz a los demás, eso es tonto y carente, tú eres mucho más que eso.

5

Los verdaderos soñadores somos los hacedores, los demás se quedan dormidos en sus laureles, acostumbran frustrarse por lo no logrado y en la incertidumbre de su mediocre situación, en vez de pensar <que hago para que esto suceda>, piensan <como hago para que el otro deje de brillar tanto>, por la sencilla razón de que se sienten menos o inferiores a ti. La envidia es un hecho, todos la hemos sentido en algún momento de nuestras vidas pero también depende de nosotros mismos saber ampayarnos en nuestro propio lodo de tiercol y ser conscientes de nuestro lado oscuro para aprender del mismo y empezar a mirar desde nuestro lado luminoso y enfocarnos en ser mejores desde adentro. Tu decides quien quieres ser, espero un lover!

 

Ani

 

 

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )