Armar una feria gastronómica de la envergadura de , que en esta oportunidad espera recibir a 600 mil visitantes, demanda una inversión de más de US$ 7 millones, reveló Mariano Valderrama, vicepresidente de Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), organizadora de este evento.

"Aquí hay una inversión de unos US$ 6 millones en efectivo pero tenemos muchos aportes en servicios. Una empresa que nos ayuda con el gas, otra que nos ayuda a financiar el transporte de algunos chefs internacionales. En cifras totales superamos los US$ 7 millones", anotó.

Entre las mayores novedades de esta quinta edición destacan la presencia de cocineras que mostrarán la tradición popular de cada región. Ellas llegarán procedentes de Ayacucho, Cusco, Puno, Abancay, entre otros. Muchas de ellas solo hablan quechua, pero contarán con un traductor a la hora de relacionarse con el público.

Participarán también restaurantes de los conos de Lima, como Los Olivos, San Juan de Miraflores, Comas, a fin de dar oportunidad a todos.

"Queremos que Mistura sea el trampolín a la fama de la gastronomía. Que sirva para exponer los nuevos talentos. Esta feria no es solo un espacio para chefs o cocineros que han ido a Francia, sino también para la gente del pueblo, que con mucho esfuerzo comenzó preparando cebiche en la puerta de su casa y después ha dado un salto a un puestito, a un mercado", manifestó Valderrama.

Los granos andinos, como la kiwicha y la cañihua, serán las estrellas del Gran Mercado, donde los visitantes podrán apreciar y comprar numerosos productos de todo el país. Serán más de 400 expositores repartidos en 164 stands.

Los panaderos, a su vez, tendrán una ardua faena al elaborar durante los 10 días del evento nada menos que 650 mil panes de 80 diferentes tipos, algunos de la selva.

En la mencionada feria, que se realizará del 7 al 16 de setiembre, habrá una gran oferta gastronómica con la presencia de 30 restaurantes, 52 carretillas, 9 cocinas regionales, 10 huariques, 17 cocinas rústicas y 3 bares. Paralelamente, se desarrollarán una serie de actividades culturales y de formación académica.

De otro lado, el vicepresidente de Apega, quien estuvo acompañado de otros cocineros reconocidos, aprovechó la ocasión para indicar que surgidos con los vecinos de Jesús María por el uso del Campo de Marte ya son un tema cerrado.