La filtración de 11.5 millones de de la firma panameña , un estudio experto en crear compañías offshore en cualquier paraíso fiscal del mundo, ha puesto en alerta a las unidades de inteligencia financiera a nivel global y en Perú varias entidades ya han comenzado a recolectar información.

La (UIF) de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) estima que entre marzo del 2015 y febrero de este año (últimos 12 meses) se habrían movido unos US$ 1,602 millones en posibles delitos vinculados a lavado de activos.

Mientras que los Informes de Inteligencia Financiera emitidos por la UIF desde enero de 2007 a febrero de 2016, que son enviados al Ministerio Público para una investigación más profunda, involucran un total de US$ 12,855 millones.

Sin embargo, el jefe de la UIF, Sergio Espinosa calcula que más del 90% de los reportes enviados al Ministerio Público terminan sin sentencia debido a los problemas con los que cuenta el sistema para investigar este tipo de delitos.

[Etiqueta]

"El sistema no necesariamente ha demostrado ser lo diligente que debiera. Tenemos casos que son públicos, Ecoteva por ejemplo, hasta ahora va y viene el expediente entre el Ministerio Público y el Poder Judicial para ver si procesan o no procesan", mencionó.

En los últimos 12 meses, los delitos con mayor participación (por monto) en son los que atentan contra la administración pública (corrupción de funcionarios y enriquecimiento ilícito); los que afectan el orden financiero y monetario; y el tráfico ilícito de drogas.

Reportes por zonaLa mayor cantidad de Reportes de Operaciones Sospechosas de lavado de activos recibidos por la UIF desde enero del año 2007 a febrero de 2016 provienen de Lima Metropolitana con 58% (18,978). Otras regiones que presentan alto porcentaje de remisión de estos reportes con respecto a las demás regiones, sin considerar Lima Metropolitana, son La Libertad, Tacna, Ancash, Lambayeque, Callao, Arequipa, Piura, Puno e Ica.

A partir de la publicación de los Panamá Papers, el jefe de la UIF anunció que comenzarán a cruzar la información filtrada con los reportes de operaciones sospechosas, con el objetivo de dar solides a las acusaciones, dado que en la mayoría de casos es muy complicado solicitar información a estos paraísos fiscales.

"El banco nos hace un reporte y nos dice que la empresa no quiere decir quién está detrás. Con el reporte yo no voy a saber quién está detrás. Entonces, yo le voy a preguntar a la UIF de esa jurisdicción y es ahí donde dependo de la capacidad y/o voluntad que pueda encontrar para que me den esa información", anotó.