Redacción Gestión

redaccion@gestion.pe

La Asociación de Exportadores (Adex) se declaró hoy profundamente preocupada porque el Gobierno no está haciendo lo suficiente para asegurar la y de esta manera contribuir al crecimiento económico del país, sobre todo ante el contexto marcado por el mejoramiento de la demanda de las economías desarrolladas.

Según el último reporte del (FMI), desde el segundo semestre del 2013 se observa una recuperación en la demanda de las economías desarrolladas, lo que favorece a las exportaciones de las economías emergentes, con excepción de aquellas que requieren hacer ajustes internos y profundizar reformas, anota el organismo internacional.

Al respecto, Gastón Pacheco, presidente (e) de Adex, advirtió que esta situación podría ser desaprovechada por el Perú debido a que "existen varias amenazas que ponen en riesgo la recuperación de las exportaciones y el crecimiento del país".

Indicó que si se hicieran los ajustes macroeconómicos y las , la tasa de crecimiento de la economía podría llegar fácilmente a más de 6.5 % en los próximos años.

Para lograr el propósito, demandó que se revisen profundamente "la agenda pendiente (que) incluye la política tributaria y laboral (…) porque generan grandes sobrecostos que restan competitividad y desalientan las inversiones futuras".

Explicó que "la compleja legislación promueve arbitrariedad y discrecionalidad en los agentes fiscalizadores, a lo que se debe sumar la nueva ley sobre Seguridad y Salud en el Trabajo y la Ley del Discapacitado, que elevan aún más los costos que deben asumir las empresas".

El dirigente afirmó que estas y otras medidas "encarecen significativamente la formalidad en el país", afectando a sectores como metal-mecánico, confecciones y , que son generadores de un importante número de empleos.

"El país está en un punto crucial que nos obliga a enfocarnos en resolver las trabas internas que perjudican el comercio exterior y que dificultan el crecimiento del país", sentenció.

Puntualizó que se deben acelerar la aplicación de medidas de este tipo, no solo para posesionarse mejor en los mercados internacionales, sino también para enfrentar con éxito las dificultades que subsisten en el panorama internacional, como el enfriamiento de la economía china, que puede acentuar la caída del precio de los minerales o la elevación de las tasas de interés, que podrían profundizar la recesión en los mercados más desarrollados.

"No es posible controlar los factores externos que impactan en las exportaciones y en el desarrollo del país, pero la mejora de las condiciones internas, si está en manos de nuestras autoridades. Es por eso que necesitamos enfocarnos en los temas importantes y agilizar el trabajo para obtener resultados a la brevedad", comentó.