Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

La volatilidad esta acá para quedarse…

La primera semana de febrero el índice VIX (Chicago Board Options Echange Market Volatility Index) alcanzó 50.30, su nivel mas alto desde agosto de 2015. En la misma semana el S&P500 registró una corrección de -11.84% desde sus máximos históricos logrados a fines de enero, mientras que el STOXX600 (Índice que agrupa los mercados europeos) retrocedió -8.42% en el mismo periodo. Por su parte, los mercados emergentes agrupados en el EEM registraron una contracción de -13.54% durante dicha semana. Finalmente, el EPU (ETF que replica la Bolsa de Valores de Lima y negocia en la Bolsa de Nueva York) caía -10.28% esa misma semana.

La primera semana de febrero el índice VIX (Chicago Board Options Echange Market Volatility Index) alcanzó 50.30, su nivel mas alto desde agosto de 2015. En la misma semana el S&P500 registró una corrección de -11.84% desde sus máximos históricos logrados a fines de enero, mientras que el STOXX600 (Índice que agrupa los mercados europeos) retrocedió -8.42% en el mismo periodo. Por su parte, los mercados emergentes agrupados en el EEM registraron una contracción de -13.54% durante dicha semana. Finalmente, el EPU (ETF que replica la Bolsa de Valores de Lima y negocia en la Bolsa de Nueva York) caía -10.28% esa misma semana.

No es el fin del mundo señores, hasta ahora todos estos movimientos encajan dentro de lo que los analistas técnicos dirían “es solo una corrección”, pero la tendencia todavía no se ha revertido, lo cual sí sería motivo de preocupación. En el caso peruano sin embargo, debo agregar que además de los factores externos que indujeron estos movimientos, también hay factores internos que determinarían una pausa en el movimiento que se venía observando desde el 2016.

Antes de continuar tengamos claro que los principales determinantes de estos movimientos se mantendrán durante el resto del año. Es decir, cada vez que tengamos algún indicador económico en EEUU (inflación o tasa de desempleo principalmente) o algún comentario por parte del señor Powell, actual presidente de la Reserva Federal, que nos haga pensar en no tres, si no cuatro subidas a la tasa de interés referencial durante el 2018, muy probablemente desencadenará movimientos como los observados en la primera semana de febrero.

Entonces qué es lo que debería pesar en nuestras decisiones. Pienso que principalmente los fundamentos vigentes que determinan les estructuras de largo plazo, y son los que realmente definen la dirección de los mercados financieros en el tiempo. El corto plazo siempre es volátil, y el flujo de información coyuntural que genera ruido y especulación no debería determinar nuestras decisiones de largo plazo, incluso dependiendo del contexto esa volatilidad puede ser oportunidad de compra para fortalecer las posiciones en aquellos activos o mercados donde vemos valor. Obvio para ello debemos tener claro los fundamentos de los mercados globales. Por ahora, no veo cambios significativos en las perspectivas que propusimos en el post que publicamos el 10.12.2017 (Si el año pasao tuvimos ganancias, quizás este año tengamos más…).

Claro, ello no quita que debemos mantener una vigilancia permanente a dichos fundamentos. No olvidemos que por ejemplo en el caso de EEUU, el ciclo actual constituye una tendencia primaria alcista que ya acumula nueve años de subida, lo cual ya nos ubica dentro de una tendencia madura. Esta acotación tiene sentido si recordamos que los mercados son cíclicos, no suben por lo siglos de los siglos, amen. Y si bien nosotros nos mantenemos positivos para EEUU, cuya economía se mantiene solida en el marco de un mercado laboral fuerte que representa el soporte de la demanda interna, que como sabemos es el motor de la economía de dicho país, somos un poco más selectivos y preferimos ponderar algunos sectores como Consumo Discrecional, Tecnología y Financiero, donde vemos mayores oportunidades dada la fase actual del ciclo económico por el que atraviesa la economía del país del norte.

En el caso peruano lamentablemente existen factores políticos internos que limitarían en el corto plazo la posibilidad de retomar la tendencia alcista. No creemos que el mercado revierta el impulso que empezó en el primer trimestre de 2016, de hecho, nos mantenemos positivos para minería que depende principalmente de factores externos. Sin embargo, los otros sectores con mayor dependencia de la demanda interna podrían demorar más en dinamizarse.

A diferencia de otros años en que sí lo hicimos, ello no significa que debamos sub ponderar la BVL, pues existen acciones en sectores de Demanda donde vemos oportunidades, simplemente tendremos que esperar un poco más. Recordemos que la filosofía en Bolsa es “compra cuando cae, vende cuando sube”, y no como muchos hacen, que entran al mercado sólo después de ver que ya está subiendo, lo que muchas veces los lleva a entrar en una tendencia madura que ya está próxima a revertir. A modo de reflexión en este punto creo que vale la pena citar a Warren Buffet, “La peor razón para comprar una acción, es porque está subiendo”.

Para terminar, solo incidir en que vamos a tener volatilidad, ésta seguirá siendo la característica de los mercados este año. Pero no hay que asustarse, felizmente nuestro “Plan de Inversiones” incorpora una “Política de Riesgos” que minimizará el impacto de la ocurrencia de eventos desfavorables sobre el valor de nuestro patrimonio. Porque después de tanto tiempo insistiendo en lo mismo asumo que ya todos tenemos claro que la forma correcta de hacer las inversiones es mediante un Plan de Inversiones. Y que no es una buena idea invertir por imitación, es decir, comprar la acción ABC porque el vecino/amigo/cuñado/compadre/etc. lo hizo y ganó plata (imitación). Si siguen con esta “estrategia” entonces no sé, no opino…… Se me ocurre que en un próximo post les explicaré y les daré las razones por las que esta forma de hacer las inversiones no es una buena idea.

 

 

Leer comentarios ( )