Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Suben y suben, y vuelven a subir….

Se termina el año y antes de proponer nuestra estrategia para el 2015, creo que es oportuno revisar algunos números. A pesar del retroceso en los mercados globales durante la última semana, al cierre del 12.12.2014 el S&P500 acumula un rendimiento (YTD) de +8.33%, el EUROSTOXX600 en el mismo periodo suma una ganancia de +1.21%, el NIKKEI de Japón por su parte va rentando +6.63%, mientras que el ETF que agrupa los mercados emergentes (EEM) va perdiendo en el año -7.55%, y el IGBVL de Perú acumula un retroceso de -6.78%.

Se termina el año y antes de proponer nuestra estrategia para el 2015, creo que es oportuno revisar algunos números. A pesar del retroceso en los mercados globales durante la última semana, al cierre del 12.12.2014 el S&P500 acumula un rendimiento (YTD) de +8.33%, el EUROSTOXX600 en el mismo periodo suma una ganancia de +1.21%, el NIKKEI de Japón por su parte va rentando +6.63%, mientras que el ETF que agrupa los mercados emergentes (EEM) va perdiendo en el año -7.55%, y el IGBVL de Perú acumula un retroceso de -6.78%.

Estos resultados están en su mayoría alineados con la estrategia que sugerimos al inicio y durante el 2014. Para que no se diga después de la batalla todos son generales, sugiero revisar el post de 16.12.2013 “Duro de diversificar…” en el que con miras al 2014 sobre ponderábamos mercados desarrollados y sub ponderábamos mercados emergentes. Esta recomendación, con algo mas de detalle la sostuvimos en el post del 07.04.2014 “Y el ganador es…”, y hace poco, cuando los mercados desarrollados registraban un retroceso importante, en el post del 20.10.2014 “Pesadilla en Wall Street” nosotros sugeríamos que tal retroceso era solo una corrección dentro de la tendencia alcista de largo, la cual aún no daba señales de agotamiento, y por lo tanto no había que asustarse.

Con relación a Perú, si bien inicialmente nos mostramos cautos y defensivos, hacia finales del primer semestre del año, en el post del 20.06.2014 “…cambio de escenario, o qué?” planteábamos la posibilidad de un cambio en el escenario para la Bolsa local, el cual parecía confirmarse en los meses de julio y agosto, pero que finalmente terminó invalidándose por una razón muy sencilla. Los supuestos detrás de la hipótesis no se cumplieron, la inversión esperada por el lado público no se dio con la celeridad requerida, y la confianza del sector privado no se recuperó, lo cual también retraso las decisiones de inversión.

Pero bueno, esto ya es historia. Veamos cómo se ven las cosas para el próximo año. EEUU parece consolidar su recuperación económica y los resultados corporativos todavía se ven bien. Como factores de riesgo a tener en cuenta para esta economía tenemos el mercado laboral, que todavía enfrenta algunos problemas tales como un elevado número de trabajadores a tiempo parcial buscando empleo de tiempo completo, y el posible impacto que pudiera tener el debilitamiento de economías de la zona Euro y Japón.

Precisamente con relación al bloque europeo, las preocupaciones surgen a partir de señales de desaceleración en Alemania, economía que representa el soporte de la región. Adicionalmente, indicadores negativos en Italia, la falta de decisión en Francia que sigue extendiendo el plazo para acatar los acuerdos en torno a déficit fiscal.

Las economías emergentes por su parte enfrentan el problema del deterioro del precio de los commodities, inflación alta en algunos países, problemas geopolíticos en otros, y la amenaza de un menor crecimiento en los países desarrollados que absorba su oferta exportadora.

Ya de vuelta al barrio, se espera que la economía peruana mejore el próximo año. Sin embargo, como lo sugerí en el último post del 24.11.2014 “ho-ho-ho… Feliz navidad amigos inversionistas”, dicha recuperación estaría condicionada por la percepción que el sector privado tenga sobre el impacto de dichas medidas, lo cual se traduciría en mayor o menor confianza y por lo tanto en mayor o menor disposición para retomar inversiones. A ello hay que agregarle la celeridad con que se de la inversión pública.

Visto el mundo de esta forma, nuestra estrategia por clase de activos sigue ponderando acciones dentro de los portafolios, estamos neutros con renta fija, y neutros en commodities.

Siguiendo la filosofía de diversificación global que siempre hemos promovido cuando se trata de asesorar o gestionar patrimonios, en acciones seguimos ponderando los mercados desarrollados. Seguimos positivos en EEUU, estamos un poco más cautos con la zona Euro y Japón, aunque un catalizador importante para estos bloques serían los programas de compra de activos que el BCE y el Banco de Japón respectivamente implementarán el próximo año, y le darían soporte a los mercados durante el 2015. Los mercados de acciones en las economías emergentes seguirán mostrando alta volatilidad afectados por el precio de los commodities, por lo que en estos mercados mas bien estamos cautos.

Con relación al mercado de acciones en Perú pensamos que la volatilidad seguirá acompañándonos. Seguimos defensivos en minería básicamente por factores externos. Vemos oportunidades en los sectores relacionados a demanda interna donde hay acciones muy castigadas respecto a sus valores fundamentales. Sin embargo, un cambio hacia una tendencia positiva del mercado local, pasa primero por un cambio en la percepción de los inversionistas sobre la evolución de la economía local. Si no se dan las señales necesarias para mejorar la confianza del mercado, seguiremos dentro del desplazamiento lateral que se inició en julio de 2013, que parecía terminar en agosto de este año, pero que finalmente terminó invalidándose.

En renta fija de países desarrollados estamos neutros en un contexto de bajas expectativas inflacionarias y potenciales estímulos monetarios (Europa y Japón). Sin embargo, aunque la FED por ahora parecería no tener mucha urgencia para incrementar las tasas de interés, es un factor de riesgo para este tipo de activos que siempre debemos monitorear.

Con relación a la renta fija nominada en moneda local en economías emergentes, seguimos negativos frente a la fortaleza que viene mostrando el dólar americano, la cual se mantendría durante el 2015 como resultado de la política monetaria de EEUU, y el efecto que la caída del precio de los commodities tendría sobre las respectivas balanzas comerciales.

Esto es en líneas generales como planteamos la estrategia para 2015. Obviamente en el corto plazo siempre es conveniente ir ajustando la táctica según la coyuntura particular, implementando los rebalanceos necesarios en busca de aprovechar los ciclos de corta duración. Éxitos a todos en sus inversiones…

 

 

Leer comentarios ( )