Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Cuando llueve, no todos se mojan…

Para resumir algunos números, de seguir así el IGBVL va camino a cerrar su cuarto mes consecutivo con variaciones positivas, y en lo que va del año el mercado local va acumulando un retorno de 8.88% (YTD). Son datos alentadores después de 3 años de resultados “no tan buenos”. Pero a pesar de los números que se van dibujando, creo que es importante y oportuno recordarles algo que alguna vez he mencionado en este espacio: Hay que invertir siempre en base a fundamentos.

Para resumir algunos números, de seguir así el IGBVL va camino a cerrar su cuarto mes consecutivo con variaciones positivas, y en lo que va del año el mercado local va acumulando un retorno de 8.88% (YTD). Son datos alentadores después de 3 años de resultados “no tan buenos”. Pero a pesar de los números que se van dibujando, creo que es importante y oportuno recordarles algo que alguna vez he mencionado en este espacio: Hay que invertir siempre en base a fundamentos.

Recuerden que el proceso de inversiones es un poco más complejo que simplemente comprar y vender acciones o alguna otra clase de activos. A pesar del aparente cambio de escenario, a pesar del potencial cambio de tendencia que se estaría gestando, debo insistir en que lo que importa son los fundamentos al momento de elegir en qué invertir. Esta recomendación es válida tanto para quienes ya están en el mercado, como para quienes están evaluando entrar (o reingresar) al mercado. Esto porque el hecho de iniciar una fase alcista, no significa que todo vaya a subir. Subirá lo que tiene fundamentos.

Para quienes ya están en el mercado pienso que es el momento de analizar sus tenencias. A ellos les llegó el momento de evaluar de manera objetiva qué vale la pena mantener, y qué sería mejor vender. En otras palabras, es el momento de recomponer los portafolios. Acá no vale el romanticismo, lo que no va, no va, y mantener posiciones “esperando” que algún día suban porque no queremos realizar la pérdida, o por cualquier otro sentimentalismo, sólo nos aleja de nuestros objetivos.

No por el hecho de tener una posición a pérdida (y que no tiene una base fundamental) uno debe mantenerla esperando que algún día, cuando los planetas estén alineados, o cuando pase esto o aquello, esas acciones vuelvan a subir. No señores, en un escenario positivo esas posiciones se convierten en un ancla para la estrategia. Mi sugerencia es que traten de ser objetivos, pensar en frio y tomar decisiones racionales. De manera genérica nuestra recomendación siempre es que eviten las trampas emocionales cuando se trate de sus finanzas personales.

Para el otro grupo, para aquellos que están evaluando entrar o reingresar al mercado, tal vez el tema es más sencillo, pues no tienen los apegos emocionales de una inversión “lastre” dentro de su portafolio. Aún así la sugerencia es válida para evitar lamentaciones futuras. Siempre guiarse por los fundamentos, considerar su tolerancia al riesgo y no realizar inversiones que no están alineadas con su perfil como inversionista, o sus objetivos en el tiempo. Más aún, sobre la base del fundamento, siempre considerar el “timing” adecuado para concretar la inversión. Nunca dejen de tomar en cuenta que los mercados jamás avanzan (o retroceden) en línea recta, eventualmente corrigen. Aún cuando vean que una acción sube, no se desesperen por entrar o tomar una posición, el momento de hacerlo llegará, hay que ser pacientes.

Bueno señores, este post en realidad buscaba complementar el anterior en el cual les planteaba un posible cambio de escenario. Si también piensan que estamos entrando en un nuevo ciclo, espero que tomen buenas decisiones sobres sus finanzas personales, y sus inversiones les permitan ir alcanzando sus objetivos personales y financieros.

 

 

Leer comentarios ( )