Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Vamos a pintar la cancha…

Estando prácticamente a mitad de año, me parece justo y necesario hacer un alto a nuestro intento por entender el comportamiento de los inversionistas a través de las finanzas conductuales, para dar una mirada a los mercados globales a ver como se presentan de cara a la segunda mitad del año.

Estando prácticamente a mitad de año, me parece justo y necesario hacer un alto a nuestro intento por entender el comportamiento de los inversionistas a través de las finanzas conductuales, para dar una mirada a los mercados globales a ver como se presentan de cara a la segunda mitad del año.

En varios post hacia finales del año pasado propusimos la siguiente estrategia. En acciones sobreponderar mercados desarrollados y mantenerse neutrales en mercados emergentes. Nos mantuvimos firmes en esa posición a pesar del fuerte retroceso que se observó en los primeros meses del año, sobretodo en la Bolsa de NY, pues siempre consideramos que tal movimiento era una corrección y no un cambio de tendencia, la cual se viene confirmando tras los nuevos máximos que ha hecho el S&P500. En renta fija o bonos, estábamos neutrales para deuda de gobiernos, y sobreponderamos lo que son los bonos de alto rendimiento (high yield bonds), especialmente en Europa. En cuanto a commodities, tanto mineros como agrarios, también nos mantuvimos cautos por considerar que estos activos todavía presentarían una alta volatilidad.

Ahora nos toca revisar la estrategia. Esta es una práctica que siempre se recomienda, pues una gestión activa debe contemplar la posible necesidad de hacer ajustes o rebalanceos en los portafolios según cómo van evolucionando los fundamentos. Obviamente esto no se hace todas las semanas.

En esa línea les resumo como estamos viendo el mundo desde Kevala Advisors. Pensamos que los próximos meses serán claves para “despejar dudas” acerca de la evolución en el ritmo de crecimiento económico en EEUU. Creemos que en general las variables relacionadas a consumo se están alineando en pro de un crecimiento sostenido en dicho país. No nos preocupa el “retroceso” de su PBI observado durante el primer trimestre pues éste se explica por factores puntuales, y no debería comprometer el crecimiento de los próximos meses.

En la zona Euro las principales economías siguen mostrando señales de recuperación, confirmando que el bloque está dejando atrás la recesión. Específicamente Alemania, la principal economía de la región, crecería al 1.8% este año. Francia e Italia también dan señales positivas, mientras que países como España, donde mejoras en las condiciones financieras podrían inducir un mejor comportamiento de su economía, representan oportunidades interesantes. Pensamos que el optimismo de este mejor performance se trasladaría a los países de la periferia, lo que se confirmaría en la medida que los spreads con relación al bono Alemán sigan disminuyendo. Y si bien la deflación es un riesgo latente en la zona, el BCE ha dado señales de su disposición a actuar en la medida de lo necesario para evitar dicha posibilidad.

Con relación a los mercados emergentes, si bien hemos estado cautos pues sus economías se encuentran en una fase de desaceleración (NO RECESION). El hecho que desde marzo estemos observando flujos monetarios positivos hacia estas plazas, nos lleva a pensar que se estaría dando una suerte de “risk on” en los inversionistas para este bloque. La percepción de una aparente sobre reacción que castigó en exceso el valor de los activos, ya sea por factores de orden económico (inicio del “tapering” en EEUU) como geo político, se estaría sumando a la confianza que ha generado el que países como China den muestras de seguir estimulando su economía. En suma todo ello estaría induciendo un retorno gradual de los inversionistas, que pensamos se daría de forma selectiva tanto a nivel países como de sectores.

Tal como vemos el escenario global, nuestra asignación estratégica sigue sobreponderando acciones en países desarrollados, con especial énfasis en la zona Euro. Creemos que el S&P500 mostrará un retorno positivo durante el 2014, sin embargo, vemos mas oportunidades a nivel sectorial, por lo que sugerimos ir selectivamente en sectores que dada la fase que atraviesa el ciclo económico de dicho país, tendrían un mejor performance relativo. En la zona Euro, a lo ya mencionado, la probabilidad de mayores estímulos monetarios redunda en un desarrollo favorable para su mercado de acciones, por lo que estamos bastante positivos en esta región. Mientras que en mercados emergentes, estamos cambiando nuestra posición neutral a una posición de “observación” en algunos países, Asia emergente por ejemplo lo vemos bastante interesante.

Ya de regreso al barrio, la misma perspectiva la tenemos para Perú, donde vemos oportunidades interesantes. Si bien el mercado ha estado lateral desde el segundo semestre del año pasado, con un ligero sesgo bajista, estamos atentos a un posible cambio de tendencia, lo cual requiere que el índice rompa definitivamente la resistencia y haga máximos superiores a los 16,537 puntos. Sectorialmente seguimos apostando por aquellos relacionados a demanda interna, sector financiero, y en minería de manera selectiva en algunas acciones puntuales donde los fundamentos dominarán el efecto volatilidad de commodities, que todavía esperamos se mantenga el resto del año.

En renta fija, el esperado incremento de tasas de interés en EEUU el próximo año, nos mantiene neutrales. Sugerimos reducir la exposición a duraciones largas que serían altamente sensibles a este tipo de escenarios. Neutrales en deuda de gobiernos en general, pero seguimos mirando con interés la deuda de alto rendimiento.

En commodities la volatilidad se mantendría. No vemos una recuperación importante en los metales industriales, y con relación a los commodities agrícolas, el efecto final de las sequias que afectó Brasil durante los primeros meses del año, principal productor de café en su variedad arábica y azúcar, todavía no permite establecer una tendencia clara. En esa línea nos mantenemos neutrales para este tipo de commodities también.

Esta es nuestra percepción del mundo, la cancha está pintada. El siguiente paso se los dejo de tarea a sus asesores particulares, no olviden que la asignación estratégica de sus portafolios requiere entender el mundo, los bloques regionales o países, los sectores en cada uno de bloques, y luego las empresas que mejor lo están haciendo dado el escenario vigente para elegir los activos en qué invertir.

 

 

Leer comentarios ( )