Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Y el ganador es…

Algunos números para tener en cuenta al final del primer trimestre del año. Al 31 de marzo de 2014 el rendimiento de la BVL medido por la variación del IGBVL es -7.40%, durante el mismo periodo el S&P500 de Nueva York ha rentado +1.30%, el DAX de Alemania rentó +0.4%, el EUROSTOXX 50 de Europa subió +1.69% y el Nikkei de Japón retrocedió -0.58%.

Algunos números para tener en cuenta al final del primer trimestre del año. Al 31 de marzo de 2014 el rendimiento de la BVL medido por la variación del IGBVL es -7.40%, durante el mismo periodo el S&P500 de Nueva York ha rentado +1.30%, el DAX de Alemania rentó +0.4%, el EUROSTOXX 50 de Europa subió +1.69% y el Nikkei de Japón retrocedió -0.58%.

En este contexto el ganador es…. El que diversificó globalmente sus inversiones. No les quiero vender humo, quienes leen regularmente este espacio saben que en Kevala Advisors siempre hemos promovido una estrategia de diversificación en el mundo. En dicho marco, desde mediados del año pasado hemos sobre ponderado acciones en mercados desarrollados, específicamente en EEUU, zona Euro, y Japón. En su momento explicamos la razón de estas recomendaciones, por lo que no las voy a repetir ahora pues sería redundante. Con relación a las economías emergentes, incluyendo Perú, estuvimos bastante cautos.

Los números que hemos expuesto de alguna forma nos respaldan. Las economías desarrolladas han mostrado crecimiento de sus mercados de valores, mientras que los mercados emergentes más bien han sido mayormente negativos. Brasil ha retrocedido -2.12% en el primer trimestre, y el ETF que agrupa las acciones de mercados emergentes ha caído 1.9% durante el mismo periodo.

Nuestra perspectiva para los siguientes meses no ha cambiado mucho. Todavía seguimos positivos para EEUU, aunque pensamos que en las próximas semanas podríamos tener un retroceso temporal. Hay que estar alerta pues podríamos observar una corrección de aproximadamente 6%. Sin embargo, quiero enfatizar que este movimiento sería solamente una corrección dentro de la tendencia, la cual seguiría siendo alcista.

En los otros bloques, mejores indicadores económicos seguirán apoyando un resultado positivo para las Bolsas europeas, mientras que los estímulos monetarios en Japón le darán soporte a su mercado. La Bolsa de Perú por su parte seguirá mostrando volatilidad. Desde el frente externo, China seguirá representando un factor de riesgo importante para nuestra Bolsa por el ruido que genera sobre el precio de los commodities mineros. Sobre este punto me gustaría aclarar lo siguiente. Es cierto que China ha inducido una desaceleración de su economía, pero tengamos presente que la China de ahora es mucho mas grande que la China de hace 8 o 10 años. Por lo tanto, la mayor base de referencia implica que aún esta menor tasa de crecimiento, no sea necesariamente una mala noticia. Pero el efecto emocional que produce la publicación de indicadores económicos cuando éstos no se alinean con las expectativas que se ha formado el mercado, si son una fuente de volatilidad en el corto plazo.

Lo que sí me parece deberíamos tener presente en el largo plazo es que China viene promoviendo un cambio en su modelo económico, migrando de una economía cuyo crecimiento ha estado ligado a la inversión en infraestructura, a una economía basada en demanda interna y consumo. Este es un cambio que no se dará la próxima semana, ni el próximo mes, pero no lo podemos dejar de considerar pues en los próximos años influenciará el precio de los commodities mineros.

Este es más o menos el escenario que vemos para los mercados en el mundo, y nuestra propuesta sigue siendo la diversificación global. Por ello los ganadores el año pasado fueron aquellos que optaron por diversificar globalmente sus inversiones. Mientras que para muchos otros, los resultados del año pasado fueron una dura lección de lo dañino que puede resultar tener una cartera concentrada ya sea regionalmente o sectorialmente. Y es que para el caso de los inversionistas que tienen su portafolio concentrado en Peru, dicha concentración induce casi automáticamente a una concentración en sector minero. Dos razones apoyan mi premisa, primero la concentración de dicho sector en el índice local, y segundo porque al ser Lima percibida como una Bolsa minera, cuando los Fondos e inversionistas internacionales deciden reducir su exposición a este sector, venden toda la Bolsa a través del EPU, y en el camino arrastran las acciones de otros sectores como bloque.

Por ello es importante la diversificación. Y antes de terminar quiero dejar algo muy claro. De ninguna manera estoy recomendando no invertir en la BVL. De hecho, si pensamos que en nuestro mercado hay acciones que se ven atractivas en función a sus fundamentales. Incluso técnicamente, varias de esas acciones están en zonas de soporte, lo cual ofrece oportunidades de mediano plazo. Pero es preciso ser muy selectivo, y en la actual coyuntura de volatilidad, nuestra recomendación es que el porcentaje asignado a Perú sea de carácter defensivo. La idea de la diversificación tiene como fondo la necesidad de gestionar el riesgo de mercado. No cometamos los mismos errores del año pasado. Es verdad que a veces corregir los errores supone tomar decisiones duras, pero es mejor hacerlo que no hacerlo. Tengan presente lo siguiente, no podemos esperar resultados distintos si seguimos haciendo lo mismo.

 

 

Leer comentarios ( )