Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Empezamos con pie derecho

El inicio del año parecería darle un respiro a los inversionistas en la BVL. Al cierre del 24.01.2014 el rendimiento acumulado en el año (YTD) alcanza 1.92%. En estos momentos es importante tener cabeza fría para poder administrar muy bien nuestra táctica de inversiones.

El inicio del año parecería darle un respiro a los inversionistas en la BVL. Al cierre del 24.01.2014 el rendimiento acumulado en el año (YTD) alcanza 1.92%. En estos momentos es importante tener cabeza fría para poder administrar muy bien nuestra táctica de inversiones.
Analicemos primero donde están las subidas que explican este resultado. Si descomponemos el mercado sectorialmente, minería ha rentado 7.67%, bancos y financieras 2.19%, industriales -3.07%, servicios -2.04%, agropecuarios -9.52% y diversas 0.15%. Claramente el resultado del IGBVL lo explican dos sectores: minería y financiero.
La pregunta que muchos se harían en este punto es si este inicio finalmente representa un cambio de tendencia, y luego de dos años no muy buenos, este sería un año positivo para a BVL.
De manera general, si pienso que 2014 será un año positivo para el mercado local. Sin embargo, también pienso que ese desarrollo positivo todavía podría configurarse a partir del segundo trimestre. En anteriores post he mencionado que veo a Lima dentro de un movimiento lateral, y pienso que podríamos seguir en dicho movimiento todavía algunos meses. Esto significa que ya no veremos nuevos mínimos, pero tampoco veremos nuevos máximos. Bajo esta hipótesis lo que se ha observado entre diciembre y enero es la fase positiva de dicho movimiento. Fíjense en el gráfico del EPU con data semanal que adjunto como una proxy del IGBVL. Podremos decir que estamos frente a un posible cambio hacia una tendencia positiva, si el EPU supera el último máximo en USD 35.30. Mientras no lo haga, el patrón lateral descrito en el gráfico se mantiene, estaríamos terminando la fase positiva del ciclo, y por empezar la fase negativa. Creo que hay que estar alerta, porque a lo largo de esta pauta lo que si tendremos es volatilidad.
 
EPU.png
Esta volatilidad pienso que se generaría a partir de dos fuentes principalmente: la primera la podemos atribuir a los riesgos asociados a la economía China. Este punto creo que es necesario aclarar. Es verdad que China está creciendo a una menor tasa, pero también es verdad que la economía china ahora es más grande que hace unos años, por lo que aún a pesar de esa menor tasa, el crecimiento de dicho país sigue siendo importante. Para nosotros el riesgo asociado a China no viene dado por la tasa de crecimiento, sino por el “ruido” que genera en el mercado la publicación de indicadores cuando estos no están alineados con las expectativas de los inversionistas, tal como sucedió la semana pasada.
La otra fuente de volatilidad a nivel global y de impacto directo para nosotros está relacionada con las decisiones de política monetaria en EEUU, y su efecto en el precio del oro. Sabemos que la BVL tiene una alta correlación con el precio de dicho commoditie, por lo que cualquier evento que afecte la cotización del metal amarillo, afectará también la Bolsa local.
En este escenario de volatilidad esperada para los primeros meses, surge un riesgo que algunos inversionistas no consideran, pero que un gestor de portafolios si tiene mapeado: Es el riesgo de hacer nada.
Si en determinado contexto “hacer nada” puede ser una estrategia valida, en un mercado volátil ello no funciona. Hacer nada y simplemente esperar no es una buena idea en estos escenarios. Cuando el mercado se presenta de esta forma, un gestor de portafolios debe ser muy activo en la selección de los sectores y títulos a incorporar en el portafolio para manejar el riesgo de mercado. En este escenario hay que considerar estrategias para proteger el capital, y por sobre todas las cosas en estos escenarios es importante mantener la cabeza fría, no actuar emocionalmente y buscar ser lo mas objetivo posible en la evaluación y decisiones a tomar. Normalmente, respuestas emocionales llevan a los inversionistas a cometer errores. Siempre será importante el análisis de la información disponible, y tener claro cuáles son los objetivos para con nuestro patrimonio. Teniendo claro dicho punto, tendremos claro lo que debemos hacer.

 

 

Leer comentarios ( )