Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

Duro de diversificar....

Con las disculpas del caso, esta vez voy a utilizar este espacio para hacer algo de catarsis, plantearles algunos temas de reflexión, y al mismo tiempo someterme a juicio popular.

Con las disculpas del caso, esta vez voy a utilizar este espacio para hacer algo de catarsis, plantearles algunos temas de reflexión, y al mismo tiempo someterme a juicio popular.
Les explico, quienes se dan el tiempo de leer este blog, algo que siempre agradeceré, recordarán que en repetidas oportunidades he destacado la importancia de diversificar globalmente nuestros portafolios, aunque he sido mas insistente en los últimos meses. En momentos en que la BVL registra volúmenes de negociación bastante bajos, esto no ha sido muy bien visto por algunos, y he merecido algunas críticas por hacer este tipo de recomendaciones.
Primero les voy a exponer porqué considero la diversificación global como la estrategia correcta para quien desea invertir seria y profesionalmente. El punto es simple y no es un capricho, se trata de una forma de gestionar los riesgos a que nos exponen las inversiones que realizamos. Resulta que cuando invertimos en activos financieros estamos expuestos a dos tipos de riesgos: los riesgos específicos y los riesgos de mercado.
Los riesgos específicos están relacionados a eventos cuya incidencia afectaría a un activo, o un grupo de activos. Por ejemplo, la volatilidad del precio del oro afecta a BVN, RIO, y todas las empresas mineras de oro, pero no debería impactar la cotización de Alicorp, Casagrande, etc. Los riesgos de mercado en cambio, si afectan a todos los activos, no importa rubro o sector, y están mayormente asociados a factores de tipo macroeconómico. Una recesión por ejemplo, no importa en qué sector estamos, igual nos pega, y en un mundo globalizado, la recesión de un país afecta a sus socios comerciales también. Para gestionar los riesgos de mercado existen otras metodologías, pero cuando se trata de riesgos específicos, la forma de minimizarlos es mediante la diversificación.
La diversificación funciona porque los retornos de los distintos valores no se comportan igual. Para usar terminología estadística, no están perfectamente correlacionados. De esta forma, movimientos adversos en una acción podrían verse compensados con movimientos favorables en otras acciones. El resultado será un portafolio con retornos menos volátiles (menor riesgo).
El problema es que la Bolsa limeña es vista como una plaza minera. Ya sea que nuestro índice tiene un porcentaje alto de empresas mineras, que las acciones más liquidas son mineras, o por la razón que sea, le duela a quien le duela, el mundo nos ve como una Bolsa minera. Por lo tanto, concentrar nuestras inversiones en la BVL, no importa en qué sector, nos expone a riesgos específicos, ya que un evento que afecte variables críticas para el sector minero, se propagará a los demás sectores a través del mecanismo de construcción/destrucción de EPU’s. Y cómo ya se dijo, el riesgo específico lo mitigamos diversificando globalmente.
Me criticaron por promover una estrategia global bajo el argumento que debemos invertir nuestro dinero localmente, pues hay que desarrollar la Bolsa de Lima. A ver, estoy de acuerdo en que el crecimiento económico requiere un mercado de valores desarrollado, que cumpla la función de canalizar el ahorro de las familias hacia las empresas que necesitan capital para financiar su expansión. Pero no son los inversionistas los que tienen que desarrollar el mercado, son las instituciones (BVL, CAVALI, SMV, SAB’s) quienes deben promover el marco que facilite tanto a emisores como a inversionistas participar en la Bolsa local. 
Acá algunos de varios puntos que si me parecen importante si se desea desarrollar el mercado local, y sobre los que podríamos debatir. Nuestro mercado de renta variable es básicamente secundario, no es muy activo en colocaciones primarias. Por alguna razón la mayoría de las empresas todavía prefiere el mecanismo tradicional a través de bancos, y no explotan la posibilidad de financiarse a través de mercado de valores emitiendo acciones. Alguna idea del porqué. Sobre este punto, no creo que toda la responsabilidad caiga sobre la BVL o la SMV. Habría que preguntarle también a los socios de las empresas qué tan dispuestos están a mejorar sus sistemas de información, publicar información financiera periódicamente, adoptar prácticas de gobierno corporativo, compartir las decisiones del negocio con nuevos accionistas, etc. Tal vez habría que cambiarles el “chip” a algunos.
También escucho con frecuencia quejas por los bajos volúmenes negociados, pero qué se está haciendo al respecto. Olvídense del impuesto a las ganancias de capital que muchos hemos criticado. La verdad es que mantenerlo o removerlo, ahora no creo que tenga mayor impacto en los montos negociados o en el desarrollo de la BVL. Pero si pienso que ampliar las alternativas operativas del mercado ayudaría mucho. Por ejemplo, no puede ser que en Lima solo sea posible rentar con mercado al alza, y que con mercado a la baja la mejor opción sea aumentar el cash del portafolio porque estratégica y tácticamente, la parte asignada a renta fija o a inversiones alternativas ya está completa. Con esta limitación, obvio que si el sentimiento es negativo nadie querrá participar en el mercado, y como consecuencia los volúmenes decrecerán. Se dice que normatívamente ya todo está listo para que se puedan tomar posiciones cortas. Si es así, yo no lo veo en la práctica. No sé donde está el cuello de botella, pero de hecho algo no está funcionando, y no tiene nada que ver con la estrategia de diversificación de los inversionistas.
Miren, como a todos a mi me gustaría que la Bolsa de Lima fuese mas líquida, mas profunda, mas desarrollada, la mas rentable del mundo, hiciese esto, o hiciese aquello. Pero la verdad es que acá uno tiene que ser práctico. Como asesores de patrimonios, en Kevala Advisors nuestra preocupación central es la persona y su fortalecimiento patrimonial, para que de esa forma puedan alcanzar sus objetivos personales y familiares. Nuestra independencia nos permite abstraernos de otro tipo de intereses. Por ello, dentro de esta filosofía me reafirmo en una estrategia de diversificación global, y nuestra táctica en renta variable sigue sobre ponderando mercados desarrollados, donde vemos mayor oportunidad de apreciación los próximos meses, y mantenemos nuestra recomendación de sub ponderar mercados emergentes, dentro de ellos Perú.
Específicamente Perú, lo sigo viendo lateral. Pienso que las subidas de la semana que pasó son la corrección de dicho movimiento. Técnicamente hay que estar atentos al nivel de 15,673 puntos (+2.7%), donde se encuentra el techo del canal bajista que le dio forma a la fase negativa de la pauta lateral. De romperlo, el índice podría avanzar hasta los 16,986 puntos (+11.2%). Este nivel es el punto crítico, si el mercado no logra superar este último máximo, entonces seguimos laterales….

 

 

Leer comentarios ( )