Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

La suerte favorece a las mentes preparadas (Isaac Asimov)

Les parece que la economía de EEUU sustenta el "rally" y los niveles actuales del S&P500. Al cierre del 15.03.2013, el índice de la Bolsa de Nueva York ya acumula una ganancia (YTD) de 9.43%. La respuesta a esta pregunta es clave para delinear la táctica a seguir sobre nuestras inversiones durante el segundo trimestre del año.

Les parece que la economía de EEUU sustenta el “rally” y los niveles actuales del S&P500. Al cierre del 15.03.2013, el índice de la Bolsa de Nueva York ya acumula una ganancia (YTD) de 9.43%. La respuesta a esta pregunta es clave para delinear la táctica a seguir sobre nuestras inversiones durante el segundo trimestre del año.
Hace algunas semanas en un post anterior sugerí que el S&P500 se encontraba configurando una cuña como señal de reversión, y que de confirmarse, supondría un retroceso del índice que lo llevaría a niveles cercanos a los 1,430 puntos. Bueno, la cuña no se confirmó, y aunque el mercado tuvo sesiones con variaciones negativas, el índice solo retrocedió algunos puntos alcanzando un mínimo en 1,487 el 25.02.2013, desde donde nuevamente inició la subida que lo ha llevado a los niveles actuales.
¿Qué fue lo que pasó? Acaso el Análisis Técnico y los otros indicadores que utilizamos para sustentar la hipótesis de la reversión del mercado estaban mal. Brevemente recordemos los argumentos propuestos en el post de la referencia: el spread entre el S&P500 y el VIX está en niveles históricamente altos, el PER del S&P500 se encuentra alrededor de 15.3x, muy cerca de su promedio histórico, indicando que la Bolsa de Nueva York estaría relativamente cara. A ello podríamos agregar un criterio adicional, el rendimiento por dividendos (Dividend Yield) del S&P500 se encuentra por arriba del rendimiento de Bono del Tesoro a 10 años, lo cual no es normal, no es sostenible y debería revertirse.
Entonces, si todos los indicadores que mostramos y analizamos apuntan a que la Bolsa de Nueva York está sobrecomprada, porqué no cae, qué es lo que explica este comportamiento. Encontraremos la respuesta en la política monetaria que viene aplicando la FED. El exceso de liquidez y las tasas de interés históricamente bajas han llevado a los inversionistas a preferir los activos riesgosos (acciones). En este sentido cabe la pregunta, será que estamos viendo la generación de una nueva burbuja alentada por los famosos QE’s que ha implementado la Reserva Federal, o es que realmente la subida de la Bolsa está sustentada en sólidos fundamentos de la economía de EEUU.
A riesgo de parecer pesimista, me inclino por la primera opción. Todavía sigo pensando que la Bolsa de NY revertirá el movimiento actual y mantengo el objetivo de retroceso planteado en el post anterior (1430 puntos). En esta línea sería bueno estar atentos a las próximas reuniones de la FED. Tengo la idea que con el primer indicio o señal de que la Reserva Federal cambiará la política monetaria, deteniendo o disminuyendo la compra de activos y elevando las tasas de interés, los inversionistas se moverán de acciones a bonos en busca de activos de menor riesgo, que tras los cambios de política, ofrecerían mejores retornos.
Bajo esta premisa, en la medida que los indicadores económicos sigan mejorando, y el mercado laboral mantenga la recuperación que se viene observando, la probabilidad de giro de la política monetaria antes de tiempo parecería incrementarse. Incluso entre los mismos oficiales de la Reserva Federal ha surgido el debate acerca si el último QE implementado fue necesario, sobre todo por la magnitud del programa de compra de activos que involucró.
Una precisión parece necesaria en este punto. Bajo este escenario estoy hablando de una corrección dentro del ciclo principal o primario. Dicho ciclo se inició en el primer trimestre del 2009, sigue siendo alcista, y el cambio de política monetaria solo generaría una corrección dentro de este movimiento. Pero esta corrección tendría la forma de una tendencia bajista de corto plazo (3 a 4 semanas de duración). Así es que señores, ojo con la FED.
Un escenario distinto pero con un impacto mayor sobre el S&P500, y que además tendría repercusiones en los mercados emergentes, estaría relacionado con la todavía latente posibilidad de problemas financieros derivados de la crisis en la zona Euro. En este caso, ya no estaríamos hablando de una corrección, tal vez bajo este escenario (no deseado pero todavía posible) podríamos hablar de un cambio a la tendencia alcista que se inició el primer trimestre de 2009.
La recomendación final es seguir de cerca el mercado y estar alerta, pues bajo el mejor de los escenarios deberíamos esperar una corrección, probablemente hacia el segundo trimestre del año.

 

 

Leer comentarios ( )