Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

"No importa para nada si tienes razón o no..."

"...Lo que sí importa, es cuánto ganas cuando tienes razón y cuánto pierdes cuando estás equivocado". (G. Soros)

En el post anterior ("El precio es lo que pagas, el valor es lo que obtienes" del 04.09.2012) expliqué de manera muy breve y general la base del Análisis Fundamental, y cómo nos ayudaba para establecer el rumbo probable del mercado, a través de la comparación entre los precios de mercado y los valores fundamentales calculados. En general, la idea es que si el precio mercado está por debajo de su valor fundamental, la acción tiene potencial para subir, y sería una buena idea comprarla. Lo contrario en caso el precio de mercado esté por encima de su valor fundamental.

“…Lo que sí importa, es cuánto ganas cuando tienes razón y cuánto pierdes cuando estás equivocado”. (G. Soros)

En el post anterior (“El precio es lo que pagas, el valor es lo que obtienes” del 04.09.2012) expliqué de manera muy breve y general la base del Análisis Fundamental, y cómo nos ayudaba para establecer el rumbo probable del mercado, a través de la comparación entre los precios de mercado y los valores fundamentales calculados. En general, la idea es que si el precio mercado está por debajo de su valor fundamental, la acción tiene potencial para subir, y sería una buena idea comprarla. Lo contrario en caso el precio de mercado esté por encima de su valor fundamental.

Para algunos amigos lectores, los valores que se presentaron eran demasiado optimistas, algunos otros no confían en los analistas que realizan estas estimaciones, etc. Solo quiero hacer una precisión final sobre este tema. Es importante tener en cuenta que el valor fundamental NO es una promesa. El valor fundamental depende de que se cumplan los supuestos que sirvieron de base para proyectar los flujos de ingreso de las empresas. Si los supuestos no son realistas, el valor fundamental calculado es cualquier cosa, si el escenario cambia, hay que recalcular el valor fundamental.

Pues bien, de acuerdo al enfoque presentado en el post de la referencia, entre setiembre y diciembre de 2012, se esperaba que la BVL rinda aproximadamente 13%, lo que sumado al rendimiento acumulado hasta agosto, nos daba un rendimiento esperado total para el 2012 de aproximadamente 19%. Pero qué ha pasado en la última semana, la Reserva Federal en EEUU (FED) ha implementado una tercera ronda de estímulos monetarios (QE3). Esto cambia el escenario, pues debido a la potencia de las medidas anunciadas, el precio de los commodities se vería positivamente afectado, y a través de ello, las Bolsas de las economías emergentes, entre ellas la peruana.

Veamos si el enfoque de la Escuela Técnica confirma nuestras expectativas sobre el mercado, y esta vez voy a permitirme agregar un análisis sobre la Bolsa de Nueva York a través de su índice, el S&P500. Pero antes una breve introducción para quienes no están familiarizados con esta herramienta de análisis. 

A diferencia del Análisis Fundamental, que es un enfoque digamos mas financiero, el Análisis Técnico se basa en la observación del comportamiento del precio en el mercado, y mediante el análisis de patrones gráficos, busca anticipar la “probable” evolución de los precios en el futuro. Aunque algunos lectores probablemente no confían mucho en el enfoque, debo anotar como una ventaja del mismo, el hecho de representar de manera gráfica lo que llamamos “el sentimiento” del mercado. Y acá debo hacer otra precisión, ni el Análisis Fundamental, ni el Análisis Técnico garantizan resultados, ambos simplemente buscan mejorar la probabilidad de éxito de nuestras decisiones, y nos proveen una referencia para establecer las estrategias y las tácticas de inversión.

Dicho lo dicho, en el gráfico a continuación les presento el S&P500 (índice de la Bolsa de Nueva York), en él se puede observar un canal alcista ya confirmado de acuerdo a los puntos de contacto 1, 2, 3 y 4, y representado por las líneas de color azul. Estas líneas constituyen techos o resistencias (línea superior) y pisos o soportes (línea inferior). Nótese como luego del anuncio del QE3, el índice rompe la línea superior o resistencia, tras lo cual de acuerdo al patrón identificado (canal), se esperaría un avance hasta 1500 puntos como objetivo de corto plazo (CP), lo que representa un incremento de 2.43% respecto a sus niveles actuales. Sin embargo, es necesario hacer notar que el mercado ya venía avanzando las semanas previas sobre la expectativa de este QE3. Por tal razón, en estos días podríamos esperar una corrección (retroceso parcial que recorta parte de la subida), que de producirse tendría un primer piso en 1445 puntos y un segundo piso el nivel de 1436, para luego seguir avanzando hacia el objetivo. Adicionalmente, el índice tiene un techo o resistencia de largo plazo en 1550 puntos, por lo que de acuerdo a este análisis, la Bolsa de Nueva York, que al cierre del 14.09.2012 ya acumula un ganancia de 16.5%, podría cerrar el año con un rendimiento acumulado para todo el 2012 entre 19% y 23%. Los sectores recomendados dada la fase del ciclo económico en que se encuentra EEUU, serían tecnología, consumo discrecional, y financiero, por sus características pro cíclicos (adelantan al ciclo económico).

smart1.jpg

En el siguiente gráfico, les presento la evolución del IGBVL en un gráfico semanal. Observen en este caso que índice está en una tendencia alcista de largo plazo, ha terminado la fase de corrección de esta tendencia (entre los puntos B y C), y ya inició la fase positiva o principal de dicha tendencia hacia un nuevo máximo, que debería ser superior al último máximo (punto B) dentro del ciclo de largo plazo en que nos encontramos. Este movimiento podría llevar al IGBVL hasta hacer contacto con la línea azul, paralela a la línea que une los puntos A y C. Esto significa un avance hasta 31300 puntos (+42% aproximadamente). Pero no se emocionen, recuerden que estamos analizando un ciclo de largo plazo, por lo que esto no sucederá ni en octubre, ni en noviembre, ni en diciembre. Yo lo esperaría hacia el segundo trimestre del 2013. En el corto plazo los objetivos se plantean así: primero tenemos un techo o resistencia en 23802 puntos (+8.4% respecto al cierre del 14.09.2012), luego tenemos una segunda resistencia alrededor de 24660 puntos (+12.3% respecto al cierre de 14.09.2012). Con estos objetivos de corto plazo, el rendimiento de la BVL acumulado en el 2012 estaría entre 22% y 26%. En la Bolsa de Lima me sigue gustando los sectores relacionados a demanda interna, pero ahora le daría algo más de peso a minería, pues este sector ahora se beneficiará del impacto que el QE3 tendrá sobre los commodities mineros.

smart2.jpg

Porque esperamos un crecimiento mayor del IGBVL respecto del S&P500 en lo que resta del año. Bueno, como ya mencioné antes, el mercado americano ya venía descontando la posibilidad del QE3 desde hace algún tiempo, lo cual se evidencia por la tendencia alcista que registra el índice desde junio, y nos hace suponer que los precios actuales ya incorporan gran parte del tal efecto. Esto no sucedió en la Bolsa de Lima, donde el IGBVL muestra un movimiento bajista desde abril hasta la segunda semana de agosto, cuando se inicia la actual fase positiva del ciclo.

Por último señores, una reflexión final. El Análisis Técnico nos sirve de referencia en la medida que el escenario se mantenga sin cambios estructurales significativos. Como los precios deben reflejar en todo momento la información vigente, un cambio en el escenario necesariamente cambiará el patrón de comportamiento de los precios, y los objetivos de avance o retroceso deberán reevaluarse. Esto no significa que el enfoque no funciona, esto significa que el inversionista, debe adaptarse y ser muy flexible al momento de trabajar sus tácticas de inversión.

 

 

Leer comentarios ( )