Módulos Temas Día

Smart money Luis Ramírez Luis Ramírez

El Dr. "largo plazo" y el Sr. "corto plazo"

Hacia finales del 2,008, en plena crisis sub prime, dictaba un curso de Análisis Técnico como parte de un programa de Analista de Inversiones. Al inicio de cada uno de estos cursos acostumbro preguntar a los participantes por la razón que los llevó a inscribirse en el programa, a lo que uno de los concurrentes respondió "Estoy preocupado. Quiero entender porque el valor de mi fondo previsional ha caído tanto, y estoy perdiendo tanto dinero". Mi respuesta fue la siguiente: "Si no te vas a jubilar este año, no tiene sentido que te preocupes. Pero te felicito por tu interés en aprender sobre la dinámica y los factores que mueven los mercados".

Hacia finales del 2,008, en plena crisis sub prime, dictaba un curso de Análisis Técnico como parte de un programa de Analista de Inversiones. Al inicio de cada uno de estos cursos acostumbro preguntar a los participantes por la razón que los llevó a inscribirse en el programa, a lo que uno de los concurrentes respondió “Estoy preocupado. Quiero entender porque el valor de mi fondo previsional ha caído tanto, y estoy perdiendo tanto dinero”. Mi respuesta fue la siguiente: “Si no te vas a jubilar este año, no tiene sentido que te preocupes. Pero te felicito por tu interés en aprender sobre la dinámica y los factores que mueven los mercados”.

Tal vez este no es un buen ejemplo, pues es el Fondo Previsional es una inversión “obligatoria” en la que el inversionista no tiene mucho margen de decisión. Sin embargo nos permite observar que este señor, parecería haber perdido de vista el hecho que el fondo previsional por definición es una inversión de largo plazo, cuyo objetivo es generar un flujo para su jubilación o retiro.

Pero en estos últimos meses, a raíz del retroceso que ha experimentado los mercados durante el segundo trimestre (14.4% aproximadamente en el caso local) me he encontrado con muchos inversionistas preocupados acerca de si su decisión de invertir en Fondos Mutuos (sobre todo en aquellos de renta variable) fue buena. Y aquí si existe una inconsistencia entre el vehículo de inversión “elegido” y lo que sería el horizonte de inversión. Me explico, los Fondos Mutuos son alternativas de inversión de largo plazo, no son vehículos para especular. Siendo así, al decidir invertir en estos instrumentos, no necesita estar mirando día tras día como varía el valor cuota del Fondo. En este caso el corto plazo no es relevante, lo que sí es relevante es la política de inversiones del Fondo, en que sectores se va a invertir, cuál sería la composición de la cartera, experiencia del equipo de inversiones, etc.

El horizonte de inversión, o plazo durante el cual puede mantener su dinero invertido sin necesidad de hacer retiros significativos, es un criterio que todo inversionista serio debe tener muy claro. Les sugiero que hagan un análisis interno, revisen sus planes de gasto futuro, compromisos familiares, compromisos con bancos, etc, y definan cual es el horizonte de inversión del excedente que ahora manejan.

Si resulta que dentro de 7 ó 9 meses (esto es sólo un plazo referencial y relativo) debe realizar un gasto importante y requerirá el dinero que ahora planea invertir, yo no le recomendaría invertir en acciones, o cualquier instrumento cuyo valor depende del precio de las acciones. En general el corto plazo es volátil, y en momentos como el actual (crisis en la zona Euro, desaceleración económica en China, crecimiento lento en EEUU) es todavía más volátil, por lo que especular en el corto plazo es riesgoso. Pero que no se malinterpreten mis palabras, no digo que en corto plazo no ganará, tampoco digo que perderá, solo digo que el riesgo es alto, y si lo va a hacer, deberá ser muy disciplinado, saber “cortar” las pérdidas a tiempo y vender cuando tenga que vender, y asumir la responsabilidad de su decisión.

Si su horizonte de inversión es largo plazo, entonces este es un momento excelente para tomar posiciones. Para referirnos a la Bolsa local por ejemplo, a los precios actuales el mercado local viene negociando con un descuento promedio de 46% respecto a sus valores fundamentales. Pero no se emocionen tan rápido, yo NO estoy diciendo que la Bolsa subirá 46%. El valor fundamental no es un “precio prometido” que se debe cumplir, es una estimación en base a flujos “proyectados” bajo determinados escenarios. Siendo así la conclusión sería que los precios de las acciones ahora están muy castigados, y si está dispuesto a esperar, son una buena oportunidad de compra. Recordemos que los mercados son cíclicos, y que en Bolsa las grandes fortunas se empiezan a construir en los momentos de crisis. La clave y el secreto es “saber esperar”.

En estos momentos recomendaría invertir en acciones con fundamentos sólidos, y empresas con buenos rendimientos por dividendos (value strategy). En el mercado local las acciones relacionadas a demanda interna me parece que son una buena alternativa. A nivel global, los sectores que liderarían la recuperación del ciclo económico en EEUU, como consumo discrecional, tecnología e incluso financiero, son atractivos. Mientras que en mercados emergentes, las empresas “en crecimiento” (growth strategy) generarían ese alguito mas de riesgo, pero con buen potencial de apreciación.

Para terminar, los dejo con una frase de Peter Lynch, “no sé si los próximos 1,000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro que los próximos 10,000 puntos serán hacia arriba”.

["Smart money" se publica cada dos lunes.]

 

 

Leer comentarios ( )