Módulos Temas Día

Mercados&Retail Percy Vigil Vidal Percy Vigil Vidal

A propósito del centro de Lima

Volver a ver el centro de Lima convertido en un lugar pleno de comercio sería volver a las mejores imágenes de una zona de la ciudad con tradición de buen comercio, pero que comparativamente a la oferta actual - entiéndase centros comercies  o avenidas con concentración de comercio de marcas -  no se ha renovado.

Volver a ver el centro de Lima convertido en un lugar pleno de comercio sería volver a las mejores imágenes de una zona de la ciudad con tradición de buen comercio, pero que comparativamente a la oferta actual – entiéndase centros comercies  o avenidas con concentración de comercio de marcas –  no se ha renovado.

Hace una semana aproximadamente leí con gran Interés un artículo en el diario Gestión, en el que se hacía referencia al desarrollo de esta zona de la ciudad, que comparativamente a otras zonas de gran desarrollo de vivienda en la ciudad tiene una característica importante. Es una zona céntrica, accesible por lo menos en la teoría desde cualquier punto de la ciudad con relativa, enfatizo la palabra relativa, facilidad.

Las proyecciones de desarrollo son interesantes. De acuerdo a lo publicado, podría volver la vivienda en otra escala y sumarle a ello más comercio, situación que ya se ha dado en otras capitales de la región, revalorizándose posteriormente las propiedades.
Por haber vivido en la buena época de muchas de las calles y avenidas del Centro de Lima, con toda sinceridad le deseo éxitos a los promotores de la iniciativa y me gustaría volver a ver el Centro de Lima exitoso del pasado, adecuado a los tiempos actuales, con tiendas luciendo vitrinas de gran nivel en el Jirón de la Unión , resucitar la juguetería de Oechsle de los años 60s, la Botica Francesa de los helados maravillosos y poder transitar con la seguridad y tranquilidad con la que lo hacían todos quienes acudían en familia a jirón, allá por los 60s y hasta inicios de los 70s.
La tarea en mi opinión es titánica, pero si otras capitales de la región lo han logrado, y la experiencia ha demostrado que funciona, por qué no debería ser así en el caso de Lima, partiendo obviamente del hecho que la voluntad de las autoridades existe, y que el foco de los próximos años sea el cambio. Esta tarea no va a ser de corto plazo, tomará algunos años, pero insisto, si ya se ha dado en otros lugares, si Shangai se convirtió en lo que es en un periodo de entre 20 y 25 años, de pequeña a gran ciudad en infraestructura, por qué no nuestro Centro de Lima?
¿Qué barreras deberán superar los promotores de la iniciativa?. Creo que la lista es larga pero trataré de ser preciso y enumerar por lo menos las que en apariencia serán claves para que haya comercio, vivienda, y sobre todo para poner en uso y darle valor a los miles de metros existentes y no ocupados por razones diversas, en el caso comercial, por malas concepciones de proyecto, desarrollados con gran visión inmobiliaria pero con una pobre visión comercial.
El primer tema a solucionar será el de los accesos. Generar las vías adecuadas no solo a nivel de pistas, por las que se pueda circular a cualquier hora del día, sino también por generar zonas seguras de acceso peatonal, fácil de escribirlo, muy complejo de convertirlo en realidad.
El segundo e igualmente importante es la voluntad de las autoridades por apoyar las iniciativas, con reglas pro inversión, con facilidades a las gestiones y flexibilidad frente a las propuestas. Recuerden que cuando se genera excesiva complejidad, las inversiones tienden a alejarse o a encontrar un mejor proyecto para el uso de sus recursos.
En tercer lugar, es importantísima una política clara de lucha contra la delincuencia. Esto implica a nivel del municipio y los potenciales inversionistas, trabajo conjunto en proyectos de iluminación y pintado. Estamos hablando de proyectos integrales, no de parches en determinadas zonas. Es necesario recuperar toda la zona, de lo contrario los esfuerzos solo focalizados a determinados espacios terminarán siendo actuados por los problemas que se generen en los alrededores.
En cuarto lugar, la flexibilización de normas para modificación de edificios o locales, respetando la arquitectura pero a la vez modernizando, ¿duda de que funcione?, pues recorra las calles de París y lo entenderá. En esta hermosa ciudad no se pierde la esencia, pero se dota de una mejor propuesta a los inmuebles de cara a los consumidores o clientes en el caso de comercio, y de los potenciales compradores en el caso de las viviendas.
En quinto lugar, reorganizar las zonas comerciales actuales. Considero que una propuesta de ordenamiento y exigencias mínimas ayudará mucho en el desarrollo de propuestas diversas, más aún cuando uno de los objetivos es convertir la Avenida La Colmena en otro Jirón de la Unión, asumo que la referencia es al antiguo Jirón de la Unión.
Si todo lo anterior se cumple, creo que la convocatoria de comercios, sobre todo de marcas internacionales y de gran atractivo, no se hará esperar.
Hay que tener muy presente los niveles de exigencia de los consumidores actuales, y la oferta actual existente en la ciudad de Lima. Para los potenciales compradores de vivienda, a la combinación comercio y vivienda es apreciada por muchos por las ventajas que se ofrecen en lo que a desplazamientos se refiere, en estas épocas en las que circular en un vehículo es por lo general una complejidad que se desea evitar.
No es la primera vez que los ojos de inversionistas se posan en el Centro de Lima para el desarrollo de proyectos de vivienda y comerciales, espero que esta sea la definitiva, y que por el bien de todos, sobre todo los que tenemos grandes recuerdos de esta zona de la ciudad, ésta recupere el brillo del pasado y se adecúe a la nueva realidad del mercado. Los tiempos han cambiado, conservar la tradición e incorporar modernidad debería ser la gran solución. ¿Lo lograrán esta vez? 

 

 

Leer comentarios ( )